A cinco años de la muerte de Steve Jobs, cómo evolucionó Apple

Santiago, Chile.- El 24 de agosto de 2011, en medio de una licencia médica por el cáncer que lo afectaba, Steve Jobs anunció a través de una carta que dejaría el cargo de CEO de manera definitiva, tomando la posición de presidente del directorio y dejando a Tim Cook, su jefe de operaciones, como nuevo CEO, cargo que usaba de forma interina desde unos meses antes.

Según una nota de emol.cl, Lo que vino después fue una de las transiciones de poder más observadas en la historia de los negocios, y que tomó un nuevo nivel de complejidad el 5 de octubre del mismo año, tras la muerte de Jobs.

Desde entonces, Apple ha experimentado un gran crecimiento, posicionándose como la compañía más grande del mundo, aunque surgen dudas sobre sus capacidades de innovación y su futuro.

file_20161004163151

El periodo de Tim Cook a cargo de Apple ha estado marcado por un éxito sin precedentes en la historia empresarial.

Apple es actualmente la compañía más grande del mundo, con una valorización en bolsa de US$ 606 mil millones, quedando por sobre sus rivales Alphabet (Google) y Microsoft, que cierran el top 3. El crecimiento de Apple tiene un claro punto de origen: el iPhone.

En el gráfico (ver abajo) se ve que los mayores crecimientos en utilidades de la compañía durante los últimos años se deben a los lanzamientos de nuevos modelos, especialmente el iPhone 6 (2014) y el 6s (2015). La otra cara de la moneda es que cuando baja la idemanda del iPhone, también lo hacen las utilidades. Los resultados de Apple están atados al teléfono, y en momentos como el actual, con los últimos dos trimestres mostrando las primeras bajas en venta año a año en 13 años, hay dudas sobre el futuro de la compañía. Pese a esto, sí hay razones para que Apple sea optimista: su división de servicios (que incluye a iTunes, Apple Music, iCloud y las tiendas de apps) tendrá el tamaño de una compañía Fortune 100 en 2017, e India y China están volviéndose mercados cada vez más importantes.

captura-de-pantalla-2016-10-09-a-las-08-01-26

En la biografía de Steve Jobs, publicada poco después de su muerte, el empresario dice haber “solucionado el problema de la TV”, sin que detalle su respuesta. Y así dejó a Apple metida en un problema que hasta hoy no puede solucionar: vivir bajo la expectativa de innovar al mismo nivel que su creador. El tema de la TV fue una duda constante, que finalmente fue respondida el año pasado con el lanzamiento del nuevo Apple TV, pero dejando de lado los rumores de un televisor propio o un servicio de streaming. El único nuevo producto lanzado durante el periodo de Tim Cook ha sido el Apple Watch, que buscó revolucionar la nueva categoría del smartwatch, sin que esté claro si logró hacerlo.

Las críticas al diseño y problemas de software

El diseño es uno de los aspectos que más se ha destacado históricamente de Apple, pero también el que está generando más dudas durante el último año, especialmente por problemas funcionales de ciertos accesorios. Por ejemplo, el lápiz digital Pencil se carga conectado a un iPad, sobresaliendo de manera incómoda; y el nuevo mouse Magic Mouse se conecta con un cable Lightning cuyo puerto está abajo del mouse, haciendo imposible usarlo mientras se carga. Son problemas menores, pero que muestran un descuido que antes no se veía. A esto se suma que si bien hay algunos cambios internos, el recién estrenado iPhone 7 mantiene el mismo diseño por tercer año consecutivo, mientras firmas competidoras como Samsung, Lenovo y LG están probando nuevos conceptos.

El otro punto criticado durante estos cinco años han sido los progresivos problemas de software que ha tenido la compañía. Desde el fallido lanzamiento de Apple Maps hasta los problemas en la instalación de iOS 9 y la falla que provocó la actualización de iOS 10 en algunos equipos, la experiencia ya no es tan perfecta como hace algunos años.

Tim Cook y el cambio de estilo en la dirección

Desde su arribo al cargo de CEO, Tim Cook ha intentado marcar un estilo distinto al de su antecesor. En una entrevista con The Washington Post, Cook describe el cambio de cultura diciendo que “hemos aumentado nuestra responsabilidad social”, dando a conocer proyectos de cuidado medioambiental y entrando de lleno a la discusión sobre la privacidad de la información y el acceso que deben tener las autoridades y agencias de inteligencia, a través de su disputa con el FBI. Sus propias acciones, como el comunicar públicamente su homosexualidad, dan muestra de un interés por tener un rol y establecer una posición en temas sociales.

“Creo que para nosotros -para una compañía que trata de empoderar a la gente a través de nuestros productos y ser una colección de gente cuyo objetivo en la vida es cambiar el mundo para mejor- no es correcto tener ese tipo de foco y no asegurarte que tu huella de carbono no está envenenando el mundo. O que no estás evangelizando el avanzar en derechos humanos. Creo toda generación tiene la responsablidad de agrandar el significado de los derechos humanos”, afirmó.

El futuro de Apple

Los próximos años de Apple estarán marcados por los resultados que obtengan las próximas versiones del iPhone, y qué otros desarrollos hace la compañía para cuando el teléfono ya no sea el principal impulsor de sus utilidades. El primer paso de esto se vio en septiembre, con la presentación de la nueva generación del smartphone, para intentar recuperar terreno aunque aún no hay cifras de ventas. El iPhone 7 también vino acompañado de la segunda generación del Apple Watch, buscando consolidar la categoría. En el futuro podrían llegar potenciales desarrollos vinculados a realidad aumentada (una nueva área de interés para la compañía) y el rumoreado “Proyecto Titan”, que persigue el desarrollo de un automóvil, aunque no hay claridad de si la idea es vender un auto con la marca Apple o licenciar la tecnología a alguna fabricante del rubro.

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad