Foto: Sin Embargo

Violencia, corrupción y ahora atentados; el Edomex de Eruviel es un polvorín, alertan

Ciudad de México (SinEmbargo).- Las cuatro explosiones, provocadas ayer por bombas reguladas por relojes, en la Línea 2 del Mexibús en Ecatepec, son sólo la punta de un gigantesco iceberg donde coinciden la violencia, corrupción, inseguridad, impunidad y pobreza que cada día viven los habitantes del Estado de México, coinciden análisis, activistas y legisladores.

Destacan que en los últimos años el Edomex se ha convertido en una entidad dominada por el crimen, la corrupción, la pobreza, la opacidad, los feminicidios y ahora por ataques como el de ayer.

“Todo lo que golpea al Estado de México un coctel explosivo; es una mezcla terroríficamente compuesta por estos elementos, es una mezcla aberrante que se vive en la cotidianeidad mexiquense”, aseguró José Antonio Lara Duque, coordinador general del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero.

Hace tres meses, el Centro de Investigación para el Desarrollo AC (CIDAC) presentó un análisis en el que resaltaba que la entidad gobernada por el priista, Eruviel Ávila Villegas, tenía prendidos varios focos rojos, como el hecho de ser el último lugar en la disponibilidad de médicos por cada mil habitantes, el número 26 en gasto per cápita en salud y el primero en incidencias delictivas por cada 100 mil habitantes, entre otros.

El análisis expone que el Edomex es el número 29 en la implementación del nuevo sistema de justicia acusatorio y el segundo con el mayor número de población penitenciaria [18 mil 056 personas]. También ocupa el segundo lugar a nivel nacional en materia de actos de corrupción.

A pesar de que es la segunda entidad que aporta más al Producto Interno (PIB) Bruto nacional, con el 9.4 por ciento, el 49.6 por ciento de su población vive en pobreza y el 7.2 por ciento en pobreza extrema.

“Nos llama mucho la atención que dado esto tendría que estar reportando unos niveles más altos en calidad de vida, debería ser uno de los más grandes en crecimiento del país”, dijo en su momento a SinEmbargo Lorena Becerra Mizuno, investigadora del CIDAC y una de las autoras del análisis.

Sin embargo, 8 millones 269 mil 900 de sus habitantes viven en condición de pobreza, de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El 58.9 por ciento de la población, es decir 9 millones 823 mil 900 personas tiene un ingreso inferior al de la línea de bienestar, es decir, que no pueden comprar una canasta básica ni cuenta con los elementos suficientes para llevar una vida digna.

“Corrupción, impunidad, violación de derechos humanos… evidentemente son elementos que se conjugan en una población que acusa a un alto índice de pobreza y marginación y eso es dinamita pura para los conflictos sociales”, alertó el activista.

El documento del CIDAC alerta que uno de cada dos mexiquenses es pobre, mientras que tres de cada diez sufren algún tipo de vulnerabilidad, ya sea por ingreso o por carencia social. A nivel nacional, cuatro de cada diez mexicanos son pobres y tres de cada diez son vulnerables.

Fuente: Sin Embargo

 

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Paola Rojas entrevista a Graco Ramírez. Cuarto Informe de Gobierno
Accesibilidad