Cerrar (X)

AFECTO

¿Cuando el Humano siente afecto?

Piensa en tu mejor amiga, quizás en algún compañero de trabajo, piensa en tu vecina o, por su puesto, piensa en tu pareja.

¿Por qué sientes afecto hacia ellos? Por que compartes: experiencias, gustos, momentos, tiempos, etc. ¡Compartes!

 

¿Para qué me sirve el afecto?

 

Para entender la función de esta emoción, entendamos primero la ley de la polaridad, una ley en la que estamos inmersos desde el momento de dar nuestro primer respiro (metes aire / sacas aire… arriba / abajo… bueno / malo)

 

Como un muy buen representante de esta ley está el famoso símbolo del Yin Yang, lo que significa este símbolo en pocas palabras es: para que exista el negro, debe de existir el blanco, para que exista el blanco, debe de existir el negro. Muchos piensan que el Yin Yang es el símbolo del equilibrio, ¡se equivocan!, es el símbolo de la ACEPTACIÓN. Tengo que ACEPTAR que para que yo exista, existe alguien contrario a mi.

Y así, hay luz y obscuridad, sol y luna, arriba y abajo, bueno y malo, feo y bello, CONSCIENTE E INCONSCIENTE…

 

Parece ser entonces, que nuestro trabajo para evolucionar como seres humanos, es ACEPTAR que existe una versión de mi, que no sé que existe, que vive de manera inconsciente, pero… ¿Cómo puedo aceptar que existe algo, si no lo tengo identificado?.

 

¡Ahí es donde entra la función del afecto!

Dijimos que el afecto, es una emoción que aparece cuando compartimos, compartimos  cosas buenas, pero también compartimos cosas malas…

 

Pero ¿por qué compartes? Porque la otra persona tiene de cierta manera esos aspectos que tu buscas compartir.

 

Por ejemplo, tu compartes con tu mejor amigo valores como la honestidad, (de seguro tu eres muy honesto), tu odias de tu vecino que sea alcohólico (de seguro tuviste historia de alcoholismo en tu familia).

Aquí aplica el famoso dicho: lo que te choca, te checa.

 

En el afecto el “otro” refleja, como si fuera un espejo,  lo que acepto de mi. En el odio, el otro refleja, como si fuera un espejo, lo que aborrezco de mi.

 

Vélo así: El ojo sirve para ver, pero nunca se ve a si mismo, necesita “compartir” su imagen con un espejo para poder verse a él mismo.

Ese espejo son los otros, y la energía del afecto podría estar representada por miles de millones de imanes que recorren tu cuerpo en el momento en que, frente a ti, está alguien que de cierta manera tu sistema “huele” que podría ser un espejo bastante útil para darte una buena lección.

 

Así, las dificultadas que tengo con otros (parejas, amigos, familiares) las tengo conmigo mismo, de tal forma que el afecto es el mejor mecanismo para encontrarse a mi mismo, con mi sombra, con mi parte negra.

El afecto sirve para que aprendas de ti.

 

Cifras alarmantes:  En México, del año 2000 al 2011, el porcentaje de matrimonios se redujo en 20%, mientras que el porcentaje de divorcios se incrementó en un 75%. Hoy de cada 100 pareja casadas, 18 se divorcian.

 

¿Por qué van en aumento los divorcios y en disminución los matrimonios?

Porque tenemos terror de encontrarnos a nosotros mismos.

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Aprueba PRI escoger candidatos por convención

viernes 20 de octubre de 2017

Accesibilidad