Foto: AP

Aparatosa caída de ciclista y se astilla el brazo

Ciudad de México.- La ciclista cubana, Lisandra Guerra, protagonizó una de las peores caídas de los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, cuando en los pasados cuartos de final de la prueba de velocidad femenil tocó la rueda trasera de la mexicana Luz Gaxiola, lo cual la hizo rodar por el piso del velódromo del cual saltaron tres astillas de madera que se enterraron en su brazo derecho.

Hace un par de días, Guerra aseguró estar acostumbrada al dolor físico porque los golpes son parte de su deporte.

Estoy acostumbrada al dolor, a quienes me quieren les duelen más mis quemaduras que a mí«, confesó la deportista de 27 años.

La caribeña, originaria de la provincia de Matanzas, confesó que al caer no recordó nada y no está en condiciones de narrar su accidente, que le costó quedar eliminada al dejar la serie con Gaxiola 1-1 y no acudir a la vuelta de desempate.

La deportista dio una muestra de su fortaleza mental mientras estaba en la clínica donde le sacaron las astillas y le pusieron puntadas para cerrar la herida; en vez de quejarse, Guerra le exigió al médico que se apurara para poder regresar al velódromo a cerrar la competencia.

«Lo que quería era que terminara para seguir corriendo», reconoció la corredora, con cinco medallas en Campeonatos Mundiales, incluida la de oro en 500 metros en el de Manchester 2008.

Lisandra dice no recordar sus caídas en el ciclismo y a la primera provocación sobre el tema enseña uno de sus brazos donde tiene enterrado un pedazo de velódromo, o sea un pedacito de madera de una de sus muchas caídas en un lugar del mundo que no recuerda.

«Esta no sé ni donde fue», dice mientras gira el brazo y muestra el trofeo.

Aunque no practica ninguna religión, la cubana se reconoce como una mujer supersticiosa que cambia sus medias o su traje si alguien los toca antes de ella ponérselo y lleva colgado en las orejas un par de aretes en forma de bicicleta para atraer la buena suerte.

«Sé cuándo me los tengo que poner, a veces solo basta tenerlos al lado de mi cama y mirarlos», cuenta.

Guerra será una de las cartas principales de su país para los juegos Olímpicos de Río de Janeiro, a los que llegará con 28 años, en un buen momento de su carrera luego de haber ganado un bronce en los Mundiales de ciclismo de este año.

«Espero que sean mis Juegos Olímpicos, ya me toca», dijo la competidora, sexta en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Fuente: Excélsior

Comenta

Noticias relacionadas

Policía investiga causa de accidente de Tiger Woods

miércoles 24 de febrero de 2021

Accesibilidad