Arde Ferguson por protestas; hay al menos 61 detenidos

Ferguson.- Incendios, vandalismo, saqueos y gases lacrimógenos  se registraron hasta la madrugada en las calles de Ferguson después de la decisión del gran jurado de no enjuiciar al policía Darren Wilson por la muerte del joven afroamericano Michael Brown. 

Hasta el último reporte que tenía 24 Horas, la Policía de San Luis había detenido a 61 personas en Ferguson, al tiempo que autoridades del estado de Missouri decidieron desplegar fuerzas adicionales de la Guardia Nacional en la ciudad.

Al menos una docena de edificios fue incendiada y ardía en la ciudad de Ferguson y sus alrededores durante la madrugada, dos patrullas fueron vandalizadas e incineradas y algunas tiendas saqueadas antes de ser inmoladas, informó un representante de la policía del condado. 

Sin embargo, debido a disparos, los bomberos se vieron obligados a replegarse y no pudieron apagar los incendios.

Ante ello, la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) impuso zona de exclusión aérea temporal sobre Ferguson, por lo que el espacio aéreo quedó restringido, al igual que ocurriera meses atrás. 

 El organismo también impuso restricciones a los vuelos entrantes al aeropuerto Internacional de Lambert, debido a las protestas, informa la agencia RIA Novosti.  
El jefe de policía de St Louis declaró que ha oído cerca de 150 disparos. “Lo que vimos esta noche en Ferguson es probablemente mucho peor que las protestas de agosto”, añadió. 

La violencia se desató en lo zona, pese a que tras emitirse el fallo, los padres del joven de 18 años fallecido a balazos, así como el presidente Obama hicieron llamados a la paz. 

Los manifestantes destrozaron barricadas e insultaron a los oficiales, por lo que la policía disparó botes de humo y gas lacrimógeno para dispersar las manifestaciones violentas.  

En la ciudad de University City (al oeste de St Louis), un agente fue herido de bala en el brazo durante las violentas protestas relacionadas con el caso Ferguson.  El policía fue ingresado en un hospital local, reportó el portal breaking911.com           

 

Protestas pacíficas saltan en EU 

Desde Los Angeles a Nueva York esta noche las protestas pacíficas bajo el lema “Manos arriba, no disparen” (“Hands up, don’t shoot!“) se extendieron por la unión americana en reclamo de justicia para un joven de 18 años negro, habitante de una comunidad donde la mayoría de los policías son de raza blanca.   

Avanzaron literal levantando las manos, agitando carteles, gritando consignas entre ellas la frase que se volvió en el grito de guerra, reclamando justicia por los homicidios policiales en todo el país.   

En la gran manzana, los manifestantes tomaron los puentes Brooklyn y Manhattan.   

En Nueva York, la familia de Eric Garner, un hombre de Staten Island asesinado por un estrangulamiento de un policía a inicios de año se unió al reverendo Al Sharpton en un discurso en el Harlem, lamentando la decisión del gran jurado.   

Más tarde, miles que se habían reunido en Union Square de Manhattan marcharon pacíficamente hacia Times Square.   Los departamentos de policía de ciudades importantes se habían preparado para grandes movilizaciones con la posibilidad de que la violencia que empañó las protestas nocturnas en Ferguson tras el asesinato de Brown se extendiera.   

Sin embargo fueron sorprendidos con jóvenes, hombres, mujeres, niños, ancianos, con las manos en alto.   

Las manifestaciones más densas se reportaron en St. Louis, Missouri y Oakland, California, donde los manifestantes inundaron las calles de autopistas, caminando entre los coches con las manos levantadas.   

En Los Ángeles, que fue sacudida por disturbios en 1992 después de la absolución de los agentes de policía en la paliza grabada en vídeo de Rodney King, dijeron oficiales de policía a permanecer en servicio hasta que sea liberado por sus supervisores. Cerca de 100 personas se reunieron en el parque Leimert y algunos sostuvieron una pequeña conferencia de prensa los cambios en las políticas policiales exigente.   

Un grupo disidente de cerca de 30 personas se separó y marchó por las calles de los alrededores, bloqueando las intersecciones, pero se mantuvo en su mayoría en grupos pequeños y pacíficos.   

Activistas de todo el país habían planeado protestar incluso antes del anuncio en que el fiscal de St Louis reveló que el agente Darren Wilson no enfrenta cargos ni será procesado por el homicidio a tiros del joven Brown, de 18 años.   

El caso que reclama racismo en Ferguson ha generado tensiones y debates sobre la relación de la policía con la comunidad, en localidades con habitantes predominantemente negros en los suburbios de St. Louis.  

Otra multitud marchó y cantó en St. Louis, no lejos del sitio de otro tiroteo realizado por la policía, y cerraron la carretera interestatal 44 por un rato. Automovilistas quedaron atrapados en medio de los manifestantes, y algunos conductores parecían abandonarlos. El grito se repetía “Hands up, don’t shoot!” (manos arriba, no disparen) y “Black lives, matter” (Vidas negras, importan).   

“Hay claramente una licencia para la violencia contra las minorías étnicas, especialmente los negros,” señaló Mike Arnold, un maestro de 38 años. “Sucede todo el tiempo. Algo tiene que hacerse al respecto. Ojalá este sea un punto de inflexión”.   

A medida que la noche avanzaba, cientos en Oakland obligaron a que la policía los neutralizara luego de que paralizaron el tránsito en la autopista interestatal 580. Los oficiales lograron acorralar a los manifestantes y despejaron la carretera en un área, pero otro grupo pronto entraron en la vías de circulación de un corta distancia. La policía no informó inmediatamente de ningún arresto. 

En Seattle, los manifestantes que marchaban detuvieron su paso para sentarse o acostarse en las intersecciones de la ciudad, bloqueando el tráfico antes de seguir adelante, ante la vigilancia de policías.   Otros grupos en cientos se reunieron en Chicago, Illinois; Salt Lake City, y Washington, DC.   

Cientos de personas llevaron pancartas y corearon “justicia para Michael Brown” frente a la Casa Blanca.     

Chris Manor, de Utah contra la Brutalidad Policial, ayudó a organizar un evento en Salt Lake City que atrajo a cerca de 35 personas. “Hay cosas que nos han afectado a nivel local, pero al mismo tiempo, es importante mostrar la solidaridad con la gente de otras ciudades que se enfrentan a la misma cosa que nos enfrentamos”, dijo.   

En la Plaza Pública de Cleveland, una docena de manifestantes se dio cita para manifestarse en una comunidad en la que un menor de edad de 12 años, Tamir Rice,  fue ultimado por agentes el pasado sábado solo porque se encontraba en el parque con un arma de juguete y fue enfrentado y abatido por agentes.   

En Denver, donde un jurado civil, encontró que hubo uso excesivo de la fuerza en la muerte de un predicador sin hogar y decenas se reunieron en el parque para unirse en un minuto de silencio.  

“Mike Brown es un emblema (de un movimiento). Este país se encuentra en su punto de ebullición,” dijo Ethan Jurado, un manifestante en Filadelfia, donde cientos más marcharon en el centro con un contingente de policía siguiéndolos de cerca.   “¿Cuántas personas tienen que morir? ¿Cuántas personas de raza negra tienen que morir?”, agregó.

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Reportan tiroteo en el centro de NY

domingo 21 de enero de 2018

Accesibilidad