Cambio climático pega hasta a las agencias de viaje

Glaciar Fox.- Este pueblito de unos 300 habitantes vive de su homónimo: un gigantesco trozo de hielo y nieve a poca distancia en vehículo de la calle principal. Las excursiones guiadas al glaciar comenzaron aquí en 1928 y es una razón principal de la popularidad de la zona como destino del turismo internacional.

Sin embargo, una agencia de viajes local, Fox Glacier Guiding, no ha podido llevar a turistas al hielo, a pie, desde abril, cuando el retiro del hielo causó que un río cambiara su curso, bloqueando el acceso a un popular sendero. Y en otro glacial, a unos 23 kilómetros por el mismo camino, la agencia Franz Josef Glacier Guides perdió el acceso a los senderos para excursionismo, también por el retiro del hielo.

Ahora, solo se puede poner un pie en los glaciales si se llega por helicóptero, porque están en la confluencia de los alpes neozelandeses y el mar de Tasmania, en la costa occidental de la Isla Sur de Nueva Zelanda. Como resultado, ambas agencias han hecho de los recorridos en helicóptero su principal producto, lo cual ha beneficiado a los operadores locales de los aparatos.

El cambio climático está teniendo efectos económicos desiguales en las agencias de viajes cuyo negocio depende del hielo y la nieve, de todo el mundo. Por ejemplo, ha afectado las zonas para esquiar mientras que beneficia potencialmente a competidores cuyas ubicaciones más elevadas los hacen menos vulnerables al deshielo, notó Daniel Scott, un geógrafo en la Universidad de Waterloo, en Canadá, quien estudia las relaciones entre el cambio climático y el turismo. 

 

Fuente: El Financiero

 

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad