Chivas: podría colapsar previo al Mundial de Clubes

Guadalajara, Jalisco.- Hasta la semana pasada, en la mente de Rodolfo Pizarro estaba fija la idea de jugar el Mundial de Clubes, en busca de acomodarse en un equipo importante de Europa, ya que lo del Ajax y el PSV había quedado en seguimiento sin oferta formal.

Pero lo que la directiva de las Chivas no le había comunicado al jugador, es que antes del partido ante León ya lo habían negociado con el Monterrey, ya que el préstamo tramitado por Jorge Vergara, de más de 2 mil 850 millones de pesos, no se lo otorgaron completo y a la directiva le urge hacerse de capital para salir de algunos pendientes económicos.

Pizarro, al tener mercado en México —Monterrey pagará casi 18 millones de dólares, los derechos federativos de César Montes y el préstamo del arquero Hugo González—, fue negociado rápido por Vergara, quien no dudó en aceptar la propuesta de Rayados para recibir dinero y solventar gastos.

Chivas también se cobró factura, ya que en aquellas manifestaciones que hizo el equipo previo a la final en la Liga de Campeones de la Concacaf ante el Toronto, asegura la cúpula rojiblanca, Pizarro fue uno de los futbolistas que encabezó el movimiento.

El volante todavía no da su postura, se dice que piensa rechazar la oferta del Monterrey y que Vergara le respete su contrato —como lo hizo en su momento Gonzalo Pineda, quien fue negociado al Atlante y no se fue porque el equipo no era de su agrado—.

Además de Pizarro, quien espera una oferta formal de Europa para aceptarla, otros jugadores que están en la mira por apoyar el movimiento para exigir el pago de premios tras obtener el doblete, son Alan Pulido, Jair Pereira, Edwin Hernández, Oswaldo Alanís y Rodolfo Cota.

Alanís ya firmó con Getafe por dos años, Cota debe reportar con Pachuca, que es dueño de su carta, y con esto serían tres bajas importantes, si es que Pizarro decide irse a Rayados. A Pereira lo vinculan en Gallos, aunque la llegada de Rafa Puente puede cambiar las cosas.

De Pulido, aseguran que le buscan equipo, ya que no gustó que diera a conocer las cifras que Chivas pagó el día de la final: 3% del adeudo por premios.

En cuanto a refuerzos, Chivas pensaría en repatriar a dos de sus activos: Miguel Ponce y Jorge Chatón Enríquez.

El primero podría quedarse en el Guadalajara, siempre y cuando sucedan dos cosas: que Necaxa no haga válida la opción de compra y que el Aris Hernández tenga mercado, ya que también lo vinculan como cabecilla del movimiento en el cobro de premios.

Otros que pueden estar en la mira son Orbelín Pineda e Isaac Brizuela. La desbandada en Chivas está cerca, sin importar que tengan encima el Mundial de Clubes que tanto buscaron.

 

 

Con información de: El Universal

Noticias relacionadas

Accesibilidad