Foto: AFP

Cinco cosas sorprendentes que ocurrieron en 2014

México, DF.- Durante todo el año hubo miles de noticias que impactaron al mundo entero, sin embargo presentamos un recuento de cinco hechos sorprendentes.

1: La Luna se vuelve roja en la mayor parte de América

El 15 de abril ocurrió la Luna de Sangre, fenómeno en el que el satélite adquirió temporalmente un color rojizo. Esto es muy poco habitual: no ocurrirá otra seguidilla de eclipses con Luna Roja hasta 2032. Entonces, como en abril pasado, la Tierra se interpondrá entre el Sol y la Luna; la atmósfera actuará como un lente que dejará pasar la luz roja y le dará ese color al satélite.

Para algunos la Luna de sangre tenía connotaciones apocalípticas. Para echarle más leña al fuego, este año vino acompañada de un extraño rayo verde.

Ese mismo día naufragó un ferry en Corea del Sur con 300 personas a bordo, una de las grandes tragedias del año; fue el primer aniversario del atentado contra la maratón de Boston y hospitalizaron al cantante mexicano Juan Gabriel. Pero, con todo y las tragedias grandes y pequeñas que ocurrieron aquella jornada, el mundo siguió girando.

140414140213_eclipse624afp

2: Palomas de la paz, víctimas de un ataque en el Vaticano

Hablando de metáforas apocalípticas, que el Papa libere unas palomas como símbolo de la paz no sorprende ni espanta a nadie. Pero si esas palomas de la paz son atacas por otros pájaros, el simple gesto se presta para otras interpretaciones. Y se convierte en noticia (sorprende, espanta o las dos).

Fue lo que pasó el 26 de enero.

Un flamante Papa Francisco, todavía novel en estas lides -no tenía un año en el cargo-, dio el rezo dominical del Angelus. Acababa de rogar por la paz en Ucrania, donde por entonces se contaban tres muertos (después serían miles) como resultado de las protestas iniciadas dos meses antes.

Dos niños que lo flanqueaban liberaron las blancas aves. Que, acto seguido, se convirtieron en blanco de una gaviota y un cuervo que las interceptaron en picada y las agarraron a picotazos.

Si todavía estás pensando en qué pudo haber simbolizado aquel incidente, toma en cuenta que las palomas terminaron escapando…

140126224603_1 140126224605_2

3: Gobierno de Nicaragua asegura que un meteorito impactó cerca de la capital

Otros que escaparon ilesos (milagrosamente) fueron los habitantes de la ciudad de Managua, capital de Nicaragua, que el 7 de septiembre pasado fue impactada por un meteorito.

O al menos así fue como el gobierno explicó la aparición de un cráter de 12 metros de ancho y 5 metros de profundidad en los alrededores del aeropuerto Augusto César Sandino.

Pero algunos, incluida la NASA, pusieron en duda esta versión. Se preguntaron por qué nadie había visto una bola de fuego ni restos de rocas.

El gobierno se mantuvo firme en su relato de los hechos. Y desde entonces, poco más se supo del caso.

140908103500_meteorito_managua_crater_624x351_ap

4: Las fotografías del cadáver del Che olvidadas en un pueblo español

De quien sí se supo, de manera inesperada, fue del guerrillero argentino Ernesto «Che» Guevara.

En octubre pasado, se conoció que ocho fotos originales de su cadáver tomadas poco después de su muerte estaban guardadas en la casa de un misionero español, en el pueblo de Castilistar, en la provincia de Zaragoza.

El misionero Luis Cuartero -a la sazón destacado en Bolivia en 1967, cuando el Ejército de ese país mató a tiros al Che- las había recibido de manos de un periodista francés, por razones que estaban muy claras.

La familia de Cuartero las descubrió y determinó su autenticidad. Pero no pudo terminar de reconstruir la historia, porque tanto el misionero como el periodista habían fallecido tiempo atrás.

141029173208_che_guevara_arteaga_one_624x351_arteaga_nocredit

5: El salvadoreño que dice haber pasado más de un año a la deriva

Otra historia que quedó a medio construir en 2014 fue la de José Salvador Alvarenga, el náufrago salvadoreño rescatado en el océano Pacífico el 3 de febrero.

Alvarenga decía haber pasado más de un año a la deriva. ¿Cómo pudo sobrevivir?

Aún más, Alvarenga no viajaba solo. Iba con el joven mexicano Ezequiel Córdoba Ríos quien, según el salvadoreño, falleció a poco de quedar a la deriva, en circunstancias no suficientemente explicadas.

Los medios persiguieron al náufrago a sol y a sombra en su regreso desde las islas Marshall a su país natal, al punto de hacerle pedir que lo dejaran en paz. Planes para un libro y una película circularon en breve.

140203051151_sp_naufrago_salvador_464x261_afp

Fuente: BBC

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad