Cerrar (X)

Conoce el recién descubierto: Templo del Dios del Viento

Después de siete años de trabajo, investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) revelan el descubrimiento de un templo dedicado a Ehécatl, deidad del viento.

Hallazgo del Templo de Ehécatl y Juego de Pelota de Tenochtitlan

En el corazón de la Ciudad de México, entre comercios y calles concurridas, se escondían bajo tierra los vestigios del principal Templo de Ehécatl (dios mexica del viento), así como de una esquina del Juego de Pelota de la antigua Tenochtitlan. Las labores se realizaron en el predio de Guatemala 16, en el Centro Histórico de la ciudad.

Según los expertos, Ehécatl, divinidad que con sus vientos benignos barría los cielos y atraía la lluvia, se localizaba frente al adoratorio de Tláloc, deidad fecunda que residía en el Templo Mayor, junto al dios guerrero Huitzilopochtli.

El equipo del Programa de Arqueología Urbana identificó una estructura rectangular de 34 a 36 metros de longitud, que en su parte posterior tiene adosados dos cuerpos circulares, el mayor con 18 metros de diámetro aproximadamente. Ambos están separados por un andador de 1.10 metros.

Templo de Ehécatl y juego de pelota de México. INAH.GOB.MX
Nuevos hallazgos arqueológicos de Ehécatl INAH.GOB.MX

También se localizó una plataforma de nueve metros de ancho limitada por el cabezal poniente de la Cancha del Juego de Pelota. En este espacio, que estaba alineado al adoratorio de Huitzilopochtli, se detectaron los restos de una escalinata por donde debieron ingresar los combatientes a la cancha ritual.

Se calcula que ambos edificios estuvieron en uso por lo menos desde 1481 (durante el gobierno de Tízoc) hasta 1519. Con la llegada de los españoles, los edificios fueron desmantelados para construir la capital virreinal.

Se localizaban en donde adoraban a Tláloc, que residía en el Templo Mayor.INAH.GOB.MX

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad