Coronavirus: España amplía estado de alarma

España.- En España suman 11,744 fallecidos por coronavirus y 124,736 contagiados.

España ha tenido que aplazar hasta el día 26 de abril la situación de confinamiento para tratar de disminuir el número de contagios por coronavirus. Esto lo anunció el presidente Pedro Sánchez y señaló que cuando se haya superado el pico de la pandemia, habrá una prórroga más.

Sánchez dio a conocer hoy esta decisión en una comparecencia televisiva, tras reunirse con el comité de expertos que realiza el seguimiento de la pandemia COVID-19, que hasta el momento ha dejado en España un total de 11,744 fallecidos y 124,736 contagiados.

El jefe del Ejecutivo español afirmó que, de acuerdo con los datos de los expertos, España ha “superado” el pico de propagación del coronavirus y se está “en condiciones de doblegar la curva” de expansión de la epidemia para después comenzar una etapa de “transición”.

“Me someto a estos quince días de nuevo de prórroga, pero ya anuncio que vendrán más días”, dijo el presidente del Gobierno español, para precisar a continuación que esos días de confinamiento “serán distintos”, porque “empezaremos a recuperar algo de nuestra vida no solamente personal sino también económica y social.

PERMISO PARA LA INDUSTRIA Y LA CONSTRUCCIÓN

Dentro de esa recuperación, Sánchez anunció que el próximo 9 de abril acabará la restricción de movimientos decretada el pasado fin de semana, y que detenía casi por completo la economía, por lo que se retomarán las condiciones del estado de alarma aprobadas inicialmente y se reanudarán las actividades dentro de las grandes industrias y la construcción.

Según destacó, la idea que baraja el Gobierno es ir modulando las condiciones del estado de alarma (por el que el Ejecutivo adoptó medidas drásticas entre ellas el confinamiento de la población), en función de los datos que se vayan conociendo.

“Vamos a tener sucesivos estados de alarmas en función de lo que dure la transición hacia la recuperación definitiva de nuestra normalidad como sociedad”, dijo.

Con la movilidad de las personas el Ejecutivo español actuará igual, por lo que avisó a las empresas que, cuando vuelvan a la actividad, deberán adoptar las medidas de higiene y de protección necesarias para los trabajadores, compatibles con la reactivación de la productividad.

Para la vuelta a la normalidad, Sánchez avanzó que un equipo de epidemiólogos y científicos está preparando ya el plan que aplicar para la “desescalada”, cuando baje la curva de contagios, pero advirtió de que en esa nueva etapa no cabrá la relajación y no será “más suave”.

“Relajarnos ahora, desunirnos”, indicó, podría suponer el retorno a un “punto de partida” que, a su vez, podría desencadenar “una segunda ola” de contagios que “sería peor” incluso que la primera, pues las resistencias están “mermadas”.

“La victoria es posible y está cada día más próxima”, afirmó el presidente del Gobierno, y pidió a los ciudadanos “sacrificio y moral de victoria” para derrotar el coronavirus, además de exprear su intención de convocar a todos los partidos políticos para poner en marcha unos nuevos “Pactos de la Moncloa” que permitan al país superar el impacto económico y social de la pandemia.

Con información de Noticieros Televisa.

Noticias relacionadas

Accesibilidad