Foto: Internet

CR7 y Messi, una quimera: Carlo Ancelotti

Madrid.- Carlo Ancelotti pone el intercambio de cordialidades entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo en perspectiva. Luego de que los ‘cracks’ juguetearan con la idea de compartir vestidor durante la Gala de la FIFA en que el jugador portugués recibió el Balón de Oro al mejor jugador de 2014, el técnico del Real Madrid se remitió a la realidad: por ahora, son símbolos de equipos antagónicos y no ve un cambio en la situación en un futuro cercano.

«Tenemos que pensar en que Cristiano Ronaldo es una bandera para el Real Madrid y Messi es una bandera para el Barcelona. En este sentido es difícil (que jueguen juntos). Cada uno tiene su historia. Tenerlos a los dos sería una gran cosa para cualquier equipo pero va a ser difícil», señaló el técnico merengue en rueda de prensa celebrada en las instalaciones del Real Madrid este miércoles por la mañana.

Y es que Lionel Messi puso a temblar a Barcelona cuando dejó caer que desconoce si vestirá de azulgrana la próxima campaña. «No sé dónde voy a jugar el próximo año», dijo, anque matizó sus palabras asegurando que su idea de «terminar mi carrera en el Barcelona» no ha cambiado. El críptico mensaje cobró relevancia pues días antes había circulado el rumor de que el argentino estaría dispuesto a ir al Chelsea.

Y aunque es casi imposible que los ingleses puedan permitirse pagar la cláusula de 250 millones de euros por la rescisión del contrato del jugador con contrato hasta 2018, y que incluso el segundo entrenador del cuadro londinense Steve Holland hiciera alusión, hace un par de meses, al Fair Play financiero como impedimento, en el transcurso de la tarde del lunes, la preocupación azulgrana no hizo más que aumentar, pues se reveló que Messi había dado su voto a José Mourinho como mejor entrenador, aunque en tercer lugar después de Alejandro Sabella y Pep Guardiola.

Todo esto, en pleno vendaval debido a su mala relación con el técnico Luis Enrique luego de que se filtrara en la prensa que el jugador había pedido la cabeza del entrenador asturiano. La avalancha creció hasta cobrar tintes amenazadores, por lo que Messi se vio obligado a poner fin a los rumores.

«Nunca había salido a desmentir nada, pero pensé que era el momento de frenar todo esto», dijo en entrevista con SportsCenter de ESPN.

Aunque ajeno al problema, el técnico del Real Madrid puso las cosas en perspectiva, otra vez, comparando la situación con su propio vestuario y, en el remoto caso de que Cristiano Ronaldo enviara un críptico mensaje sobre su deseo de abandonar el equipo, el técnico señaló que atacaría el problema de raíz hablando directamente con él.

«La realidad es otra; si el jugador pidiera algo así, le preguntaría, no es tan difícil. Si Cristiano dice eso, le pregunto qué intención tiene», dijo Ancelotti.

Fuente: ESPN

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad