Foto: El Universal

Crimen, pobreza y pugnas desatan éxodo en el país

San Cristóbal de las Casas, Chiapas.- La violencia generada por el crimen organizado, la extrema pobreza, así como los conflictos políticos y religiosos, entre otros factores, han provocado el éxodo de mexicanos. Son mayoría los que han emigrado hacia el extranjero, sobre todo hacia Estados Unidos, pero son numerosos también quienes han huido de sus comunidades para trasladarse a otros estados de la República.

Cifras dadas a conocer por la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) indican que al menos 281 mil 418 mexicanos se encuentran actualmente en condición de desplazamiento forzado interno. De estos casos 9 mil se registraron el año pasado.

Según esta organización, 89 mil 859 corresponden a casos de desplazamientos masivos, es decir, en donde de manera simultánea 10 o más familias huyen de sus comunidades por el temor fundado de una amenaza directa e inmediata a la vida, a la seguridad o a la libertad, o bien porque han sido objeto de violaciones graves a sus más elementales derechos humanos.

Chihuahua, Michoacán, Nuevo León, Sinaloa, Tamaulipas, Sonora y Veracruz son los estados que, debido a la violencia, cuentan con mayor número de desplazamientos masivos. Sin embargo, Chiapas, Guerrero y Oaxaca tienen también un considerable número de personas desplazadas por conflictos entre comunidades indígenas, así como de carácter religioso o político.

Si bien en los registros de las organizaciones hay casos de personas desplazadas en Chiapas desde 1995 y que no han podido regresar, el fenómeno ha crecido aceleradamente a partir de 2011. Hoy, el Centro de Vigilancia de Desplazados Internos (IDCM, por sus siglas en inglés) señala que México se ubica, junto con El Salvador, Honduras y Guatemala, con la mayor tasa de desplazamiento de la región.

Fuente: El Universal

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad