Foto: Pixabay, usada bajo CC0 1.0

Crisis del agua: tanque elevado no funciona por robo de piezas

MÉXICO.- En plena crisis hídrica, un tanque elevado que costó 13.6 millones de pesos al Municipio de Ecatepec y que abastecería de agua a 5 mil habitantes, no funciona debido a que sus piezas ¡fueron robadas!

En 2021, el Ayuntamiento inauguró, en la Colonia Nueva Aragón, el tanque con capacidad para almacenar 200 mil litros de agua y una cisterna para un millón de litros. En ese momento, el Alcalde de Ecatepec, Fernando Vilchis, acudió al lugar para dar pormenores de la obra. 

En el acto también estuvieron presentes los entonces directores del Sistema de Aguas local, Mario Luna; el titular de Obra Pública municipal, Jonathan Arellano, y el representante de una empresa contratista que participó en el proyecto.

Los funcionarios explicaron que la nueva infraestructura hidráulica ayudaría a mitigar la escasez que padecen vecinos de la Quinta Zona de la demarcación. Además, detallaron que el líquido llegaría a las casas gracias a la instalación de una bomba de succión de 7.5 caballos de fuerza y 30 toneladas de acero que sirvieron para sostener el tanque.

Sin embargo, las piezas y la infraestructura fueron desmanteladas, como pudo constatar REFORMA en un recorrido.

El lugar, ubicado en el cruce de la Calle Adolfo López Mateos y el Circuito Exterior Mexiquense, está totalmente vandalizado. En uno de los cuartos que servirían para la operación del depósito viven personas en situación de calle, mientras que en la cisterna hay agua estancada.

Incluso, en la barda perimetral está escrito el nombre del primer regidor Eduardo Santillán, a quien el Ayuntamiento de Ecatepec promociona en canales oficiales en año electoral.

De acuerdo con vecinos de Nueva Aragón, el tanque y la cisterna dejaron de funcionar al poco tiempo de que fueron puestos en marcha. Además de que coincidió que cuando los inauguraron, la sequía en la colonia empeoró.

«Ya que estaba el tanque elevado hecho, se robaron dos veces las máquinas, una bomba que impulsaba el agua.

«Empezaron a robarse las manijas, después se robaron los cables, se llevaron las tuberías, las conexiones, los codos, fueron distintas personas, algunos vecinos de otras colonias y gente que sabe que está abandonada esa construcción, empezaron a llegar y a llevarse lo que les servía», explicó la vecina Verónica Campos.

En tanto, habitantes del lugar continúan padeciendo falta de agua en sus casas, con lo cual, operadores de pipas han encontrado un negocio mediante la venta del líquido.

Decenas de colonos de la Quinta Zona de Ecatepec también han tramitado amparos para obligar al Ayuntamiento a darles el servicio por red hidráulica o con vehículos cisterna.

Con información de Reforma

Noticias relacionadas

Accesibilidad