Cruz Azul va por el tercer lugar del Mundial de Clubes

México, DF.- El Cruz Azul quiere conquistar este sábado el tercer puesto del Mundial de Clubes, resarcirse de la goleada que encajó ante el Real Madrid (4-0) y mostrar el orgullo del fútbol mexicano frente al equipo revelación, el Auckland City neozelandés, que ya es el ‘campeón moral’ del torneo. Alejado del sueño de pelear por el título, el Cruz Azul quiere emular a dos conjuntos mexicanos que ya consiguieron ganar la final de consolación y ser el tercero en lograrlo, tras el Monterrey, que lo consiguió hace dos años, y el Necaxa, que lo hizo en 2000.

Para ello, su técnico, Luis Fernando Tena, confía en la profesionalidad de su equipo, marcado por una situación que genera desconfianza en su vestuario. El ‘draft’ del fútbol mexicano provoca que en pleno Mundial de Clubes varios futbolistas hayan conocido su futuro lejos del Cruz Azul. Será el último encuentro en el equipo para la referencia ofensiva, Mariano Pavone, que ya sabe que la inminente llegada del paraguayo Roque Santa Cruz al club provocará su salida. Mientras Marco Fabián y Pablo Barrera tienen la incertidumbre de tener su futuro en el aire, otros como Bernardello o Zurdo ya saben que será su último partido en el club.

Tena maneja esa compleja situación para configurar un once que tenga la ilusión de cumplir el reto. Algunos futbolistas se despedirán del equipo sobre el Gran Estadio de Marrakech, en un duelo en el que el objetivo del Cruz Azul es mejorar la mala imagen que mostró contra el Real Madrid. Sufrió para acceder a semifinales ante el modesto Western Sydney Wanderers. Un diluvio sobre Rabat convirtió el terreno de juego en una piscina y necesitó la prórroga para vencer (3-1). Acusó el cansancio en semifinales, muy inferior al Real Madrid, y cayó sin paliativos (0-4). Ahora, el representante de la CONCACAF desea despedirse del torneo con una buena actuación antes de iniciar un nuevo ciclo.

Su rival es un equipo que ha aprovechado el Mundial de Clubes para darse a conocer al mundo. Importó el sello español del toque dirigido por el técnico Ramón Tribulietx y cambió la historia del fútbol en Nueva Zelanda, donde el rugby es el deporte rey. Todos los aficionados neozelandeses estuvieron pegados al televisor los 120 minutos que duró el sueño de tener contra las cuerdas al campeón de la Copa Libertadores, el San Lorenzo.

«Moralmente somos los campeones del Mundial», aseguró Ramón Tribulietx, que no encuentra palabras para describir la austeridad con la que trabajan en el día a día. El impulso económico y publicitario para que el fútbol neozelandés crezca lo han encontrado en una competición en la que han ido dando pasos de gigante. El Auckland City, un equipo semiprofesional, se convirtió en el primer participante oceánico que logró clasificarse para semifinales. Para ello, eliminó a los anfitriones, Moghreb Athletic Tetuán, en la tanda de penaltis (0-0) y sorprendió al campeón africano, ES Sétif (0-1), antes de ceder en la prórroga ante el San Lorenzo argentino en un encuentro en el que mereció.

El español Ángel Berlanga, autor del gol ante el San Lorenzo, y el argentino Emiliano Tade se han convertido en las grandes estrellas del equipo. Berlanga es baja por sanción tras ver su segunda amonestación del torneo frente al cuadro argentino, y Tade tiene leves molestias fruto del cansancio. Será el punto y final a una aventura digna de llevar a los cines. La reivindicación del fútbol más modesto de un club que, con doce, ya se convertirá en el que más partidos ha jugado en Mundiales de Clubes.

Fuente: Televisa Deportes

Comenta

Noticias relacionadas

Quedan definidas las semifinales de Copa MX

jueves 20 de febrero de 2020

Accesibilidad