Cúrcuma suprime recuerdos traumáticos

México, DF.-La cúrcuma, el condimento principal del curry, puede evitar la formación de recuerdos relacionados al miedo en el cerebro, de acuerdo con un nuevo estudio involucrando ratones. El hallazgo supone un posible tratamiento para ciertos desórdenes psicológicos, como el trastorno de estrés postraumático. 

De acuerdo con el portal Muy Interesante la especia se extrae de las raíces de la planta cúrcuma (Curcuma longa), nativa del sudeste de India. Durante siglos, se ha utilizado como tinte y condimento en las culturas del este asiático. Investigaciones recientes han demostrado que también aporta varios beneficios a la salud gracias a sus efectos antiinflamatorios, antioxidantes y su capacidad para reparar el daño cerebral.

Ahora, psicólogos de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, en Estados Unidos, sugieren que la cúrcuma también podría aliviar a quines padecen trastorno de estrés postraumático (PTSD), desorden que afecta entre el 2% y 9% de la población mundial. Actualmente, sólo se puede tratar con antidepresivos y sedativos, los cuales suprimen los síntomas pero no atienden la raíz del problema; la formación y almacenamiento de recuerdos relacionados con el miedo.

El equipo de investigadores, liderado por Glenn E. Schaffe, eligió trabajar con la cúrcuma debido a que se ha demostrado que reduce los síntomas de la depresión, tanto en animales como personas. Utilizando el condicionamiento de miedo pavloviano, estudiaron el efecto de la cúrcuma sobre ratones. 

Descubrieron que el grupo de roedores que consumía cúrcuma en su dieta (270mg al día) no se paralizaba con miedo después de ser sometido al experimento de condicionamiento, a diferencia de sus contrapartes. El condimento actuaba directamente sobre la amígdala; región cerebral responsable de almacenar los recuerdos relacionados al miedo.

Los científicos aún deben probar sus resultados en humanos, no obstante, su estudio es prometedor y ofrece nueva esperanza para los pacientes con PTSD. La investigación ha sido publicada en Neuropsychopharmacology.

Fuente: Muy Interesante

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad