Cerrar (X)


Foto: Milenio

De Nuevo Laredo a Dallas, los crímenes de “El Z42”

Ciudad de Mexico.- La actividad delictiva de Omar Treviño Morales “El Z42” con Los Zetas, el brazo armado del Cártel del Golfo o La Compañía, empezó en el año 2001, de acuerdo con acusaciones en su contra en cortes de Estados Unidos.

En una acusación de la Corte de Distrito del Sur de Texas se le vincula con los delitos de conspiración para la distribución de mariguana y cocaína de Nuevo Laredo, Tamaulipas, a Laredo, Texas, y de lavado de dinero.

Estados Unidos le atribuía hasta 2010, fecha de la última actualización de la acusación, la supervisión de células del Cártel del Golfo, La Compañía y Los Zetas.

Omar Treviño Morales, hermano del máximo líder de Los Zetas, Miguel Treviño Morales “El Z40”, tenía el mismo rango que Iván Caballero Velasquez “El Taliván” y Reymundo Reyes “El Comandante”.

En ese entonces el cártel de los Treviño se disputaba con el Cártel de Sinaloa “Los Chapos” el control de la frontera de México y Estados Unidos en los alrededores de Nuevo Laredo, Tamaulipas, y Laredo, Texas.

Los Zetas compraban casas y departamentos en Laredo para resguardar la droga que traficaban. Ahí empacaban mariguana y cocaína y, en autos o camiones, la llevaban a Dallas, Texas, donde la vendían.

Lo que ganaban en Dallas lo llevaban en efectivo de regreso a Nuevo Laredo o lo invertían en propiedades en Estados Unidos para lavar el dinero proveniente de sus actividades ilícitas.

Estas actividades las realizaron desde el 2001.

A partir de 2003 también compraban armas en Dallas para llevarlas a Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Tan solo en febrero de 2005 compraron 18 armas para “El Taliván”.

Según la acusación de la fiscalía, ese mismo año “El Z42”, “El Taliván” y otros miembros de la organización traficaron desde México a Laredo, Texas, aproximadamente 307 libras de mariguana y 8 de cocaína. En las casas de seguridad empacaban la droga para su venta.

El grupo delictivo contrataba sicarios para cuidar su mercancía y evitar que grupos rivales usaran las rutas por las que traficaban la droga desde Nuevo Laredo hasta Dallas, Texas.

Para el transporte y alojamiento de sus sicarios adquirieron vehículos y rentaron casas y departamentos en Laredo, Texas.

Los sicarios secuestraban, torturaban y mataban a los rivales y oponentes de la organización.

En la acusación se detalla que a los sicarios se les pagaba semanalmente con dinero, droga y otros artículos. Además de ese pago recibían bonos económicos por los delitos cometidos.

Al “Z42” no se le atribuyen otros delitos más que los de conspiración para importar droga y el de lavado de dinero, pero a sus compañeros Estados Unidos los acusa de secuestrar, asesinar e intento de homicidio.

Lavado de dinero

Según la acusación en el juicio de Texas, “El Z42” junto con otros miembros de la organización realizó e intentó realizar transacciones económicas en Estados Unidos con recursos obtenidos por el comercio de sustancias ilícitas y transportó sus ganancias hacia México.

Por los delitos cometidos por “El Z42”, su hermano “ElZ40” y los miembros de su organización en Estados Unidos, se ordenó confiscar todos sus bienes en ese país por al menos 10 millones de dólares.

Las penas por los delitos que enfrenta “El Z42” en Estados Unidos son de 10 años de cárcel hasta cadena perpetua y 4 millones de dólares por cada una de las cuatro acusaciones por conspiración para importar droga a ese país. Por las cinco acusaciones por lavado de dinero, las penas van de 20 años de cárcel y una multa de 500 mil dólares o del doble del valor de la propiedad involucrada en la transacción ilícita.

“El Z42” asumió las funciones de su hermano Miguel Ángel, “El Z40” después de su aprehensión el 15 de julio de 2013. Omar Treviño Morales nació el 26 de enero de 1974 en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

En México es acusado de delincuencia organizada y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

Se le señala como responsable de secuestros, asesinatos, trasiego de droga hacia Estados Unidos y tráfico de personas y de armas. Tiene once órdenes de aprehensión en su contra y cuenta con una orden de detención con fines de extradición solicitada por Estados Unidos.

Fuente: Milenio

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad