Denuncian acoso sexual dentro del ITESO

MÉXICO.- El caso de un acosador que entró a la Universidad Jesuita de Guadalajara ITESO a fotografiar a una alumna en un baño, destapó una serie de denuncias de acoso sexual y sacudió a la comunidad universitaria. 

 

Alumnas realizaron protestas e iniciaron una campaña en el campus y en redes sociales, con textos e imágenes en las que narran experiencias de acoso sexual de profesores, hostigamiento, burlas machistas y lenguaje misógino, tanto por maestros, como por alumnos y alumnas.

El hombre que fotografió a la estudiante en el baño fue identificado, pero las autoridades universitarias no revelaron su identidad.

«No puedo darte mucha información, bajo el protocolo, presunción de inocencia y respeto a los derechos humanos de ambas partes”, señala Dosia Calderón, de la Comisión de Atención de Violencia de Género ITESO.

El sujeto es proveedor de servicios del ITESO y se le prohibió volver a entrar al campus, después de hacer una investigación interna. Las autoridades del campus explicaron que no presentaron denuncia penal por el presunto delito de acoso sexual que sufrió una de sus alumnas.

«La persona que tiene que estar denunciando es la persona afectada, y el ITESO te va a orientar legalmente y te va a dar ese acompañamiento, es una decisión de la estudiante”, explica Dosia Calderón.

Después de estas denuncias, las alumnas de la Facultad de Derecho del ITESO acordaron retomar un violentómetro interno del campus.

El violentómetro es una escala de colores creado originalmente en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) en el 2009, en el que se identifican conductas que van desde una burla, hasta un asesinato por condición de género.

Las alumnas se reunieron con la Comisión de Atención de Violencia de Género del ITESO y acordaron implementar la medida en un plazo de un mes.

«Campañas en donde damos mensajes muy claros, de otros elementos que pueden constituirse como violencia de género y que, desafortunadamente, por la tradición y la cultura, hemos pasado desapercibidos”, señala Karina Hermosillo, de la Comisión de Atención de Violencia de Género ITESO.

Esa campaña se desarrolla en redes sociales y con folletos que reprueban el uso de mensajes como los siguientes:

  • “No entiendes porque eres mujer”, con la reflexión, “Hombres y mujeres podemos desarrollar las mismas habilidades”
  • “Con respeto ganamos todos”
  • Y ante la violencia de género #enitesonoshacemoscargo

La Comisión de Atención a Violencia de Género del ITESO tiene registro de 16 asesorías sobre presuntos casos de hostigamiento y acoso sexual en sus instalaciones, de diciembre pasado a la fecha.

«Hemos tenido casos resueltos, hemos echado a andar toda la maquinaria institucional con este nuevo protocolo. Ya existió un proceso de investigación y contacto entre las partes, y una serie de recomendaciones, a la fecha ha habido uno”, señala Dosia Calderón.

Cecilia, madre de una estudiante del ITESO relató que, ante las versiones de presunto acoso en el instituto, acudió como oyente a clases durante 6 horas y detectó que el lenguaje machista prevalece dentro de las aulas.

«El tema de acoso, del machismo y de la misoginia, es algo muy viejo. Pero no te esperas tú, que en este tipo de instituciones, encontrártelo tan arraigado (…) las mujeres como las argentinas, calladitas se ven más bonitas, mi reina, mi hijita, esa cabecita de cerebrito con patas. Creo yo que como padre en ningún momento le permití a la institución que transgreda los derechos de mi hijo y le falte al respeto”.

La sociedad de alumnos del ITESO reconoció que en los salones de clases se reproducen las agresiones de género.
“Fomentemos a lo mejor una cultura de denuncia, hacer oficiales las denuncias, para que se puedan tratar”, dice Mariana Varela, presidenta de la Unión de Sociedades de Alumnos del ITESO.

Adriana Isabel Rodríguez, exalumna del ITESO, narró que sufrió acoso en el 2017.

«Me dice, oye, por qué llegaste tan tarde, por qué saliste tan temprano, con bonita falda. Yo le dije que de ninguna manera debería de recibir algún tipo de piropo (—) Me sentí incómoda, me sentí como observada”.

En redes sociales, otra estudiante publicó un texto dirigido al ITESO, en el que escribió:

«Y ahora solo sé que tengo que cargar un gas pimienta, incluso mientras camino por tus pasillos, para velar por mi seguridad mínima y la de mis compañeras”.

El pasado 29 de marzo, el ITESO dio a conocer 10 acciones para prevenir y evitar la violencia de género, entre ellas: Capacitación a su planta de 2 mil profesores y revisión de mecanismos de detección, denuncia y seguridad a las víctimas de la violencia, sin represalias y cuidando del seguimiento de las denuncias.

«Aplicadas está la expulsión, está la negación de cualquier derecho, de ingresar a la universidad”, explica Sergio Salazar, de la Comisión de Atención de Violencia de Género de ITESO.

 

Con información y foto de Guillermo López Portillo / Noticieros Televisa

 

Noticias relacionadas

Accesibilidad