Cerrar (X)


Descubren colosal agujero negro

México, DF.-El descubrimiento en el observatorio de la Universidad de Pekín es de tal magnitud –tiene 12.000 millones de veces la masa de nuestro Sol- y crece tan rápidamente que desafía los conocimientos y teorías que los astrónomos han desarrollado a la fecha.

De acuerdo con el portal Según publica la revista Science, en su última edición, el descubrimiento ha estado a cargo de un equipo de observadores internacionales, encabezados por el astrónomo Xue-Bing Wu en la universidad de la capital china, y causa revuelo por estas horas en el mundo de las ciencias del espacio.

El agujero negro descubierto tiene además como característica principal que su formación data de apenas unos 900 millones de años luego del Big Bang, por lo que es sumamente antiguo, pero su magnitud rompe todos los esquemas sobre la velocidad de crecimiento de este tipo de fenómenos en el espacio profundo.

“De acuerdo a todas las investigaciones anteriores, éste es el agujero negro más grande hallado para ese período de tiempo. La teoría actual tenía hasta ahora, un límite de cuán rápido puede crecer un agujero negro, pero este agujero negro es demasiado grande para esa teoría”, detalló el astrofísico Fuyan Brian, de la Escuela de Investigación de Astronomía y Astrofísica de la Universidad Nacional de Australia

El crecimiento del agujero negro en relación a la masa

La teoría actual establece que los agujeros negros crecen a medida que absorben masa, pero la masa a su vez aumenta de temperatura creando una presión que limita esa absorción y equilibra el sistema. Ello hasta ahora es tomado como cierto, en tanto explica de alguna forma el límite de crecimiento del agujero negro. Sin embargo el descubrimiento da por tierra con la hipótesis, ya que el límite de crecimiento concebible es muchísimo más pequeño a la realidad calculable.

El descubrimiento cuestiona no solamente la velocidad de expansión y evolución de estos agujeros negros, sino paralelamente de las galaxias, de los sistemas solares, y de nosotros mismos.

El agujero negro encontrado, está dentro de un cuásar superluminoso, una fuente de energía electromagnética que impidió su identificación previa, y se encontraba en la lista de “agujeros blancos” donde la gran emisión de radiaciones impedía detecciones como la ahora confirmada.

El seguimiento del cuasar se realizó mediante datos del SDSS (Exploración Digital del Espacio Sloan) y del proyecto del telescopio espacial que la NASA emplea desde 2009.

 

Fuente: La Real Noticia

Noticias relacionadas

Presentan brassiere de 2 millones de dólares

lunes 20 de noviembre de 2017

Accesibilidad