Cerrar (X)

 sedesol


Foto: Muy Interesante

Dieta alta en grasa afecta comportamiento

México, DF.-Los riesgos a la salud derivados de una dieta alta en grasas son ampliamente conocidos, los cuales incluyen enfermedades cardiovasculares y riesgo de accidentes cerebrovasculares, pero existe una nueva preocupación con respecto a este tipo de dietas. Ahora se les ha relacionado con un aumento en la probabilidad de padecer depresión y otros trastornos psiquiátricos.

De acuerdo con el portal web Muy Interesante, un nuevo estudio, publicado en el diario Biological Phsychiatry, indaga en la posibilidad de que una dieta alta en grasas puede producir cambios en la salud y el comportamiento, en parte debido al cambio de las microbiota intestinal, es decir las bacterias del intestino. (Microbios que causan ansiedad)

La microbiota humana consiste en billones de microorganismos, muchos de los cuales residen en el tracto intestinal. Esta microbiota es esencial para el funcionamiento fisiológico normal. Sin embargo, investigaciones sugieren que las alteraciones en la microbiota pueden hacer que el huésped sea susceptible a enfermedad, incluyendo el deterioro neuropsiquiátrico.

Los investigadores de la Universidad Estatal de Lousiana buscaban probar si la microbiota relacionada con la obesidad altera el comportamiento y cognición a pesar de la ausencia de la obesidad.

Para demostrarlo, ratones adultos en una dieta que no padecían obesidad recibieron un trasplante de microbiota intestinal de ratones que habían sido alimentados ya sea con una dieta alta en grasa o con una dieta de control. Los ratones que recibieron los trasplantes fueron evaluados para ver si había cambios en su comportamiento o cognición. (Bacterias para la salud mental)

Los animales que recibieron las bacterias de donadores con una dieta alta en grasa mostraron varios trastornos en su comportamiento, los cuales incluían ansiedad, deterioro en la memoria y comportamientos repetitivos. También se hicieron evidente señales de inflamación en el cerebro, que pudieron haber contribuido a los cambios en el comportamiento.

Los resultados brindan evidencia que los cambios en la microbiota intestinal inducidos por la dieta son sufiecientes para alterar el funcionamiento cerebral, incluso en la ausencia de la obesidad.

 

Fuente: Muy Interesante

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad