Economía mexicana se ha desacelerado; se espera recuperación en 2020: OCDE

MÉXICO.- Al igual que la economía mundial, el crecimiento de la economía mexicana se ha desacelerado en los últimos años, pasando de 2.3% en 2017 a 2% en 2018, y a 1.6% en 2019.

 

Para 2020 se espera una recuperación a cerca de 2%, según el Estudio Económico de México 2019 que lanzó la la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) este jueves.

José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), presentó el informe junto al secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, en la Ciudad de México.

«El estudio llega en un momento en que el desempeño económico de México se está viendo afectado por tres grandes cambios en el entorno internacional: primero, la desaceleración del entorno económico internacional mermado por la escalada de las tensiones comerciales; la incertidumbre política en muchos países; la agudización de las condiciones financieras -quiere decir que están apretando las tasas de interés en alguno casos, etcétera- y también el resultante debilitamiento de los planes de inversión de las empresas”.

Gurría Treviño dijo que el Estudio Económico de México que hoy fue presentado identifica áreas prioritarias y plantea recomendaciones concretas para promover un desarrollo más incluyente.

De acuerdo con el estudio, es necesaria una nueva estrategia para impulsar el crecimiento, reducir los altos niveles de pobreza y desigualdad y mejorar el bienestar de todos los mexicanos. Además, plantea la necesidad de resolver la cada vez mayor brecha entre la economía más moderna y productiva del norte y el centro del país, y la economía más tradicional del sur, la cual constituye una fuente de desigualdad y pobreza a la vez.

Se recomienda una nueva reforma fiscal para mejorar la recaudación, limitar la evasión y garantizar el financiamiento de la inversión en infraestructura y las políticas para reducir la pobreza y la desigualdad.

También se indica que son necesarios esfuerzos constantes para reducir la duplicación de los programas sociales y de los beneficiarios, y a la vez ampliar la cobertura para las personas en condición de pobreza que no reciben aún los beneficios.

Se sugieren reformas para disminuir la persistente alta informalidad en México, que limita el crecimiento de la productividad y la capacidad fiscal del Gobierno de proporcionar y redistribuir los beneficios públicos.

Además, un enfoque coordinado a la reducción de la informalidad mitigaría la carga administrativa de la actividad empresarial. La disminución de los costos del cumplimiento de las obligaciones fiscales, la reducción del costo de la creación de nuevos empleos y la baja de las aportaciones a la seguridad social por parte de los asalariados con ingresos bajos, se identifican como medidas deseables y factibles.

 

Con información y foto de Noticieros Televisa 

Noticias relacionadas

CLOSE
CLOSE
Accesibilidad