El ecoturismo con tiburón blanco deja gran derrama económica

Baja California. – La mayoría de los turistas son extranjeros, pero cada año aumenta el número de mexicanos que visitan Isla Guadalupe, el santuario del gran tiburón blanco.

El barco Southern Sport se prepara para zarpar de entre las embarcaciones del Puerto de Ensenada, en Baja California, el Southern Sport tiene un destino privilegiado. Levanta anclas. Se adentra en el Océano Pacífico. Recorre 260 kilómetros a mar abierto, para finalmente encontrarse frente a frente con la Isla Guadalupe.

La Isla Guadalupe es el punto más lejano hacia el occidente de todo el territorio mexicano. Para llegar hasta aquí hace falta una travesía de 22 horas en barco, pero es el mejor lugar del mundo para la observación del tiburón blanco. Al ser un área natural protegida, muy pocos barcos tienen autorización para ofrecer este tipo de turismo.

Está prohibido tocar tierra, pero para observar a los tiburones no hace falta. La observación de tiburón blanco se hace desde la embarcación, a través de jaulas sumergidas. Traje de neopreno para buceo, visor y equipo de respiración. Al sumergirse, el agua es fría, alrededor de 19 grados centígrados.

Los tiburones son atraídos con trozos de atún y poco a poco rodean las jaulas. Se acercan curiosos. El agua cristalina permite observar claramente a los tiburones y a varios tipos de peces.

Este tipo de turismo es vital para la conservación del tiburón blanco.

Si tú dejas de tener a los barcos de ecoturismo ya no hay nadie cuidando los tiburones porque La Naval no puede estar patrullando todo el tiempo. Entonces estos barcos se vuelven como ojos extras que están cuidando de estos animales” explicó Mauricio Hoyos, experto en tiburón blanco.

Sin embargo, en 2016 el ecoturismo con tiburones blancos estuvo a punto de desaparecer por la gran cantidad de incidentes. Los tiburones se metían a las jaulas, se lastimaban las branquias y ponían en peligro a los turistas. La causa eran los barrotes muy separados y el manejo de carnada desde el interior de la jaula.

Cambiamos el diseño de las jaulas, se les dieron talleres a los prestadores para ver cómo tenían que utilizar la carnada, qué tipo de carnada utilizar. Y a partir de entonces en el 2017 y 2018 no hemos tenido un solo accidente”

El ecoturismo con tiburón blanco deja una gran derrama económica a México.

Llega a haber entre 10 y 11 barcos que vienen a isla Guadalupe cada año, cada barco puede traer de 19 hasta 32 personas y es un viaje que cuesta entre 3 mil y 4 mil 500 dólares, estamos hablando de varios millones de dólares al año gracias a este tipo de actividad de ecoturismo», dijo Hoyos.

La mayoría de los turistas son extranjeros, pero cada año aumenta el número de mexicanos que visitan Isla Guadalupe, el santuario del gran tiburón blanco.

El sentir el poder y la magnificencia de un animal como el tiburón blanco es algo que nos llega muy profundo, realmente es una experiencia de vida” indicó el biólogo Jorge Rickards.

Con información de Excélsior

Noticias relacionadas

Ana Guevara no dejará Conade

martes 25 de junio de 2019

Accesibilidad