El virus no lo detiene y los confiesa desde sus autos

Un sacerdote del estado de Maryland, Estados Unidos, decidió ayudar a los feligreses a confesarse, pese al coronavirus. Así que ha puesto en marcha un sistema para que puedan arrepentirse de sus pecados desde el automóvil.

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad