Equipo de FGR está en Tamaulipas por asesinatos del fin de semana

MÉXICO.- En Reynosa, Tamaulipas, siguen las investigaciones por la ola de violencia que dejo 19 muertos.

Esto luego de que la Fiscalía General de la República atrajo la averiguación, en colaboración con las autoridades estatales.

Un equipo de la FGR está en Reynosa recabando evidencias, entrevistando a testigos y realizando la reconstrucción de los hechos. 

La Fiscalía de Tamaulipas habla de una acción orquestada por el Cártel del Golfo para provocar una desestabilización social.

Mientras tanto, familiares de las víctimas exigen justicia y un alto a la violencia. 

“Mi hijo murió como si fuera un delincuente y no era un delincuente, era un muchacho trabajador, era una gente trabajadora y honrada”, insistió Pánfila Flores, madre de Fernando Ruiz Flores.

Fernando Ruiz tenía 19 años, era el menor de 5 hermanos y se acababa de graduar como técnico en enfermería. Su familia cuenta que su meta era llegar a ser doctor, para costear sus estudios trabajaba con una cuadrilla de la comisión de agua potable y alcantarillado de Reynosa en la colonia Almaguer. 

“Mi hijo era un muchacho con futuro, trabajador, estudioso y respetuoso de toda la gente, de todos”, dijo Pánfila.

Al escuchar disparos, según narran testigos, Fernando alertó a sus acompañantes que se protegieran, sin embargo él y otro compañero no alcanzaron a cubrirse.

“Fernando era de los últimos, estaba tirado y allí donde estaba mi hijo estaba otro muchacho compañero suyo, también muerto, mi hijo estaba como a 3 o 4 metros y también estaba tirada una señora que mataron inocentemente, estaba esperando el transporte”, insistió Jaime Ruiz Martínez, padre de Fernando Ruiz.

Esa tarde, el taxista Alfredo Recio Rosas, de 54 años edad, se enteró que había una serie de ataques en la ciudad, por lo que decidió parar de trabajar y regresar con su familia.

“Él venía para acá, para la casa a resguardarse, le habían dicho que estaba feo. El era una de las personas que no’más escuchaba, que había enfrentamientos, él venía y se guardaba, no le faltaba mucho para llegar aquí a casa de mi mamá”, agregó Juany Recio, hermana de Alfredo Recio.

En la colonia Fidel Velázquez se encontró con el convoy que venía disparando.

“Mi hijo me lo acribillaron a balazos esas personas verdad, porque, esos hombres andan haciéndole daño a todo el mundo”, reiteró Margarita Rosas, madre de víctima.

“No fue enfrentamiento hacia mi hermano nunca, fue ahora sí que ellos fueron salvajes, no nada más con mi hermano. Mi hermano tenía 5 tiros”, explicó Juany Recio.

El mecánico de origen guatemalteco Juan Francisco Ayala, de 41 años, había decidido desde hace 4 años residir y formar una familia en Reynosa tras haber sido deportado de Estados Unidos, fue atacado cuando esperaba un taxi afuera de su casa. 

“Agarró los celulares y dijo que iba a comprar unas piezas e iba reparar una bici. Vi que se paró una camioneta y le dijo que qué traía y pues ya se bajó el señor, muchacho, no sé qué sería el hombre, hasta le vi el arma y como un chaleco, y que le dijo qué traía en la mochila, qué se la enseñara y pues mi esposo abrió la mochila y pues se la enseñó, ya cuando oí que empezó a disparar salí a la banqueta y vi a mi esposo pues tirado en la banqueta y del otro vi al taxista también que estaba muerto”, concluyó Norma Patricia, esposa de Juan Francisco Ayala.

También hubo personas heridas, dos adolescentes que se dirigían a jugar futbol en la colonia Almaguer a uno de ellos, de 12 años, una bala le atravesó la pierna.

El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca habló de este caso, en una ponencia ante el Colegio de Defensa Nacional.

«Yo asumo mi responsabilidad. Vamos a actuar siempre apegados a derecho. No hay tregua contra los violentos. Tratamos de evitar enfrentamientos, pero todos aquellos grupos criminales que sean violentos y perjudiquen a la ciudadanía van a tener una fuerte respuesta por parte del Gobierno del Estado de Tamaulipas».

Con información y foto de Noticieros Televisa

Noticias relacionadas

Accesibilidad