Estigmatización agrava problemas de obesidad y sobrepeso

Ciudad de México. – La obesidad resta entre 6 y 20 años de vida a quien tiene esta condición, y cuando las personas que la sufren son estigmatizadas por sus familiares, amigos, personal de salud u otros miembros de la sociedad.

El problema se perpetúa, al entrar a un circulo de intentos por reducir peso y periodos de depresión. La obesidad es una enfermedad crónica y multifactorial que requiere un abordaje integral a través de dieta, actividad física, tratamiento psicológico y farmacológico.

Bajar 10 por del peso corporal es suficiente para mejorar la calidad de vida, reducir el riesgo de comorbilidades y prevenir la muerte precoz.

Sin embargo, cuando los pacientes se deciden a buscar apoyo, pero la misma familia no los ayuda, a los profesionales de la salud que los atienden los acusan de tener exceso de peso por abusar de los alimentos y los tachan de flojos por no hacer actividad física. Con esto, el paciente se deprime.

Piensa que de nada sirve intentar bajar de peso, pue consideran que no lo van a lograr ya que al ser blanco de las críticas que lastiman su autoestima se refugian en la comida, se deprimen y no quieren hacer nada o sienten que no lo merecen, señaló la especialista Verónica Vázquez Velázquez.

La psicóloga de la Clínica de Obesidad y Trastornos de la Conducta Alimentaria del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), mencionó que esta situación perpetúa el problema, por lo que se debe apoyar la decisión de quienes buscan perder peso.

Agregó que se trata de un problema multifactorial en el que las emociones juegan un papel importante, y si el paciente cuyo sobrepeso puede tener su origen en una depresión y ansiedad, al sentir que nada cambia en su vida, que los siguen señalando, va a abandonar el esfuerzo de tener una vida saludable.

México pertenece a las naciones con mayor obesidad en adultos en el mundo (70 por ciento), de acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Este panorama plantea la urgente necesidad de continuar educando e informando a la población sobre la obesidad, sus causas y consecuencias, a fin de fomentar una cultura de prevención, cuidado y tratamiento multidisciplinario de esta enfermedad.

Pero la educación debe ser para toda la sociedad con el fin de que entienda que detrás de una persona con sobrepeso u obesidad no hay sólo comida, sino diversos factores que requieren de una intervención multidisciplinaria.

Bruno Geloneze, coordinador Científico del Laboratorio de Investigación en Metabolismo y Diabetes, de la Universidad de Campinas, Sao Paulo, Brasil, recordó que la genética, el estilo de vida, la influencia cultural, la condición económica, la educación, la urbanización, el entorno social y familiar son algunos de los factores que inciden este problema de salud.

La obesidad es el principal factor de riesgo modificable para el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles y está asociada con cuatro importantes causas de mortalidad en México: enfermedades del corazón, diabetes mellitus tipo 2, hígado graso y algunos tipos de cáncer como los de mama, endometrio, hígado y riñón.

Con información de Notimex

Noticias relacionadas

Nuevo estudio detecta cáncer en 10 minutos

miércoles 5 de diciembre de 2018

Accesibilidad