Hallan trampa de mamuts en Tultepec con 15 mil años de antigüedad

Ciudad de México. – El municipio de Tultepec ya no será sólo la tierra de la pirotecnia, sino también el único lugar del mundo con los vestigios que demuestran la cacería sistemática y organizada de mamuts con trampas que idearon los primeros cazadores y recolectores de América hace 15 mil años, lo cual modificará la tesis existente sobre la relación entre estos proboscídeos y los antiguos pobladores.

Así lo revelaron ayer, en el Museo del Mamut, los arqueólogos Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología, y Luis Córdoba Barradas, de la Dirección de Salvamento Arqueológico (DSA). Detallaron el hallazgo de 824 huesos que pertenecen a 14 mamuts, los cuales fueron cazados con la ayuda de trampas cavadas con madera y piedras para luego ser atacados y destazados para consumir su carne, piel, grasa y huesos.

El hallazgo fue realizado en febrero pasado, está ubicado a 10 km de la base aérea de Santa Lucía y sucedió cuando trabajadores del municipio intentaban construir una nueva celda para desechos en un relleno sanitario en Tultepec. Tras la excavación de casi cinco metros de profundidad hallaron restos óseos. Entonces el INAH convocó a Córdoba.

Sánchez Nava aseveró que con este hallazgo “la presencia de los mamuts y su interacción con el hombre en la Cuenca de México dará un giro. Así que la noticia repercutirá a nivel mundial y para Tultepec, que significará una piedra de toque en la historia que tienen como municipio”. Este hallazgo, “es un parteaguas, pues seguramente muchos de ustedes han observado esas escenas en los libros de texto en donde se hacía una alegoría de cómo el hombre mataba mamuts en zonas pantanosas, con lo cual se había pensado en estos casos como eventuales y azarosos”, añadió.

“A partir de este hallazgo entendemos que fue algo más sistemático; los grupos humanos que habitaron estas regiones, hace 15 mil años, estaban totalmente organizadas para aprovechar a estos grandes herbívoros para su alimentación”, apuntó.

Córdoba recordó que existen pocas evidencias que comprueben las teorías sobre la posibilidad de que los hombres de hace 15 mil años atacaran directamente a los mamuts, “pues se pensaba que los espantaban para que cayeran en un pantano o que esperaban a que murieran, pero nunca se sugirió un ataque directo… aunque aquí está la prueba de que sí hubo ataques directos”.

Córdoba precisó los números de los restos paleontológicos descubiertos, aunque reconoció que falta excavar en otros puntos de la zona. Pero hasta hoy han rescatado 824 huesos que corresponden a 14 mamuts, divididos en ocho cráneos, cinco mandíbulas, 100 vértebras, 179 costillas, 11 escápulas, cinco húmeros, siete pelvis, 11 fémures, seis tibias, así como varios colmillos, entre otros.

Córdoba recordó que el poblamiento de América inició hace 30 mil años, aunque algunos investigadores estadunidenses lo niegan y se inclinan por una cifra de hace 13 mil años. Sin embargo, con este hallazgo, la hipótesis cambiará, e insistió en que hasta el momento en ninguna parte del mundo se han detectado trampas para mamuts en la antigüedad, aunque sí se han hallado trampas para otros animales.

Un ejemplo son las trampas para renos en lo que hoy es Noruega, de las cuales no se tiene un fechamiento exacto; de leopardos, en Israel, que datan de hace cuatro mil años; peces, en Estados Unidos, hace nueve mil años; gacelas, en Siria, hace siete mil 400, y animales medianos en Japón, hace 15 mil y 40 mil años.

Y detalló algunos de los megasitios o cementerios de mamuts, que tienen distintas características, de los que se cuenta con información, como los 15 ejemplares descubiertos en Ucrania, que datan de 44 mil años; otros 15 más en Vogelherd (Alemania), 33 mil años; o los 105 ejemplares en la región de Predmosti (República Checa), hace 26 mil años. Sin embargo, ninguno tiene la característica de ser una trampa.

¿Abrirán un nuevo espacio paleontológico en el lugar de los hallazgos?, se le preguntó a Sánchez Nava. “Abrir una zona es una gran responsabilidad. Siempre lo equiparo a tener un hijo, así que es muy padre, pero hay que mantenerlo; y este tipo de vestigios requiere un nivel alto de conservación. Y aunque no afirmamos que no sucederá, el propio Museo del Mamut en Tultepec podría recrear estas trampas o hacer su divulgación”.

¿Tultepec es el lugar con el mayor número de huesos de mamut descubiertos?, se preguntó a Córdoba. “En el país, creo que sí es el lugar donde se han hallado más huesos de mamut juntos”.

¿Cuándo realizarán las pruebas de carbono 14 y cuántos trabajadores participaron? “Por el INAH yo soy el que está al frente, y el ayuntamiento apoyó con trabajadores manuales. Las labores preventivas se hacen in situ, vendando los restos que puedan ser más frágiles y algunos soportes de madera para que no se fracturen los restos; y en cuanto al carbono 14, no tenemos una fecha exacta para cuándo se pueda tener esos estudios”.

¿Qué organismo internacional avalará la investigación? “El arqueólogo Córdoba tiene claro que esto debe publicarse a nivel internacional en revistas como Science para que se someta al consenso de los investigadores. Pero esta indagación ha sido tan cuidadosa que no se tiene duda de los resultados”, apuntó Sánchez Nava.

Por último, Córdoba aportó que los cazadores no habrían estado tan cerca de estos animales, sino que debieron refugiarse en la ladera de una loma cercana. “Sería el único lugar donde podrían estar con cierta seguridad esos campamentos”, y concluyó que uno de los resultados del proyecto Tultepec II refiere que la forma como aquellos hombres acomodaron los restos de los mamuts pudo tener un carácter ritual.

Con información de Excélsior.

Noticias relacionadas

Impulsa gobierno de la CDMX ley contra ciberacoso

miércoles 13 de noviembre de 2019

“En Bolivia no hay golpe de estado”: Jeanine Áñez

miércoles 13 de noviembre de 2019

Accesibilidad