Foto: Especial

Identifican a hombre que tomó rehenes a Sidney; escapan cinco

Sidney.- La Policía de Australia identificó como Man Haron Monis al hombre armado que mantiene en cautiverio desde hace casi 17 horas a un número aún indeterminado de personas dentro de la cafetería Lindt en la zona de Martin Place en Sidney, informó la cadena de televisión ABC. 

El sospechoso nació en Irán con el nombre de Manteghi Bourjerdi, se trasladó a Australia en 1996 y adoptó el nombre de Man Haron Monis, según el canal 9News. El islamista dice ser, además, experto en astrología, numerología, meditación y magia negra. 

El historial de Haron Monis es conocido en Australia. El fundamentalista iraní se hizo famoso luego de que encabezara una feroz campaña contra la presencia de tropas australianas en Afganistán. En esa ocasión, el autoproclamado sheik escribió cientos de correos electrónicos a los familiares de los soldados muertos en campaña contra el terrorismo.

 

Escapan cinco rehenes 

Cinco personas han salido, por el momento, de la cafetería de Sídney que permanece tomada desde primeras horas del domingo por un hombre armado y donde hay un número indeterminado de rehenes. 

“Podemos confirmar que tres personas han salido del lugar de Martin Place“, señaló Catherine Burn, subcomisionada de la policía australiana. 

Aunque al parecer las dos mujeres que salieron son trabajadoras del lugar, pues portaban un delantal al igual que uno de los caballeros que salió en el primer grupo de tres, se desconoce si fueron liberados por el secuestrador o lograron escapar después de seis horas de cautividad. 

“Dos salieron por la puerta delantera de la cafetería Lindt. Uno por la puerta de incendios. Ellos tenían las manos en alto. Parecen estar seguros”, publicó la reportera Lucy Carter de la cadena local ABC en un mensaje en Twitter. 

Burn también expresó que no se tiene información que haga suponer que por el momento haya heridos e insistió en que las autoridades buscan una resolución pacífica. 

La Policía indicó que de momento no han logrado entablar conversaciones directamente con el secuestrador, aunque se cree que el número de rehenes no superan los treinta. 

“Tenemos a nuestros negociadores policiales en el lugar. Ellos están entre los mejores del mundo y somos afortunados de que los tengamos en la policía gestionando este asunto en este momento”, agregó. 

De acuerdo con información de la cadena CNN, dos funcionarios dijeron que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ya está al tanto de la situación. 

Por su parte, el primer ministro, Tony Abbott dijo en una breve conferencia de prensa que de momento no es posible saber si la toma de los rehenes es un secuestro motivado políticamente. 

Sin embargo, el tuitero @acarvin hizo un llamado a traducir la bandera que se pudo observar por una de las ventanas del establecimiento y descubrió que la leyenda dice: “Nosotros nos sacrificamos por ti, Mohamed”, lo que hace deducir motivaciones religiosas. 

Abbott también anunció la apertura de una línea telefónica de seguridad como un canal de asistencia para la ciudadanía y que servirá para atender a cualquiera que tenga información relevante sobre el caso. 

“El punto de violencia por motivos políticos es asustar a la gente de ser ellos mismos”, dijo. “Australia es una sociedad y nada pacífico, abierto y generoso deberían cambiar eso, y es por eso insto a todos los australianos hoy para dedicarse a sus negocios como de costumbre.” 

Describió el conflicto como “un incidente muy perturbador.” 

“Nuestros pensamientos y oraciones deben, sobre todo, salir a las personas que se encuentran atrapados en esto”, dijo. “No puedo pensar en casi nada más angustiante y aterrador que ser atrapado en una situación así. Nuestros corazones están con las personas”. 

El primer ministro se reunió con el Comité de Seguridad Nacional del gabinete, que incluye al ministro de Defensa, David Johnston, y el fiscal general George Brandis. 

La estación de tren de Martin Place estaba cerrada, y algunas oficinas fueron evacuadas como medida de precaución, según la policía. Instaron a las personas a permanecer lejos.

 Desalojan Opera House y cierran espacio aéreo 

Por otra parte, durante las primeras horas del secuestro, autoridades Australianas desalojaron el Opera House de Sidney debido al hallazgo de un paquete sospechoso.

Asimismo decenas de policías acordonaron las calles cerca al establecimiento después de que se dio la alarma y las autoridades cerraron el espacio aéreo de dicha ciudad. 

De acuerdo con medios locales, transcendió que el secuestrador se comunicó con una de las emisoras de Australia en donde afirmó que se instalaron dispositivos explosivos por toda la ciudad y exigió hablar con el primer ministro de Australia, Tony Abbott, en directo por la radio, sin embargo, esto no ha sido confirmado.

Con información de AP

 

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad