Implementan operativos en Central de Abastos de CDMX para evitar contagios de Covid-19

México.- En las últimas 24 horas en el Valle de México aumentaron las muertes por coronavirus. Aun así, hay gente que sigue declarando que no cree en el COVID-19 y sigue comprando en la Central de Abasto, declarada por el Gobierno de la Ciudad de México como zona de alto contagio y aunque la Policía capitalina realiza operativos para evitarlos, sin la colaboración de la gente es prácticamente imposible.

Francisco Gerardo y toda su familia son originarios del estado de Guerrero y actualmente viven en Los Reyes La Paz, Estado de México.

Desde hace 32 años, Emiliano llegó a la Ciudad de México en busca de tener un mejor futuro, primero vendió globos en la alcaldía Coyoacán y luego se ha dedicado a vender en el mismo lugar frituras, cigarros y dulces.

“Yo pues este vivo allá en Los Reyes La Paz, yo soy del estado de Guerrero. Vendo botana, frituras, vivo del día. Fruta y verduras no, esa es para la casa. Antes yo me dedicaba al globo metálico, pero últimamente subió mucho la mercancía, todo lo que es el gas helio”, dijo Emiliano Francisco Gerardo.

La mañana del martes 28, Emiliano, su esposa y sus cuatro hijos llegaron, como cada semana, a la Central de Abasto. A diferencia de sus otras visitas, en esta ocasión elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México les impidieron el acceso, en familia, por la fase 3 de la contingencia sanitaria COVID- 19.

Después de no poder ingresar toda la familia completa a bordo de la camioneta, la esposa y los cuatro hijos de Emiliano se bajaron del vehículo y decidieron entrar caminando separados a la Central de Abasto para después encontrarse en el interior.

Antes de ingresar a la Central, a cada uno de los visitantes se le tomó la temperatura.

Estando en la nave de los pasillos A y B, Emiliano en compañía de dos de sus hijos comenzaron a realizar sus compras, antes de recorrer cada uno de los pasillos se les pidió usar un cubre boca y les colocaron gel antibacterial en las manos. Con un diablito en sus manos fueron recorriendo varios establecimientos, compraron cigarros, frituras, dulces, chocolates y gomitas.

En ningún momento Emiliano y su familia se preocuparon por estar en una zona de alto riesgo.

“La verdad yo no creo en esa la epidemia”, dijo Emiliano Francisco Gerardo, visitante.

Después de dos horas de recorrido, entre algunas personas que si usaban cubre boca, gel antibacterial y procuraban guardar sana distancia, los seis integrantes de la familia Francisco Gerardo terminaron de realizar sus compras y se subieron a la camioneta.

Al interior de la unidad todos apretados y algunos encima de otros abandonaron la Central de Abasto.

“Creo que una parte importante de las acciones que toma la autoridad necesitan ser correspondidas, falta la corresponsabilidad de todos los ciudadanos, si ellos se cuidan, nos cuidan a nosotros y nos cuidamos todos”, dijo Héctor Ulises García Nieto, coordinador general de la Central de Abasto.

Ayer, las autoridades de la Central de Abasto implementaron un operativo especial para disminuir los riesgos de contagio entre las 300 mil personas que diariamente recorren este Centro de Abasto… A los trabajadores que consideran tener los síntomas de COVID-19 se les realiza la prueba correspondiente.

“Se hace primero un recorrido, se hace un tamizaje, la gente tiene que llenar un cuestionario y una atención médica de primera vez, ahí si detectan que las condiciones pueden ser positivo en COVID se le hace la toma de muestra, se manda al laboratorio y estará el resultado mañana mismo”, dijo Héctor Ulises García Nieto, coordinador general de la Central de Abasto.

En cada una de las naves de la Central de Abasto se le tomó la temperatura a los visitantes y se les colocó gel antibacterial en las manos. Tampoco se permitió la entrada a niños, adultos mayores y mujeres embarazadas.

Con información de Noticieros Televisa.

Noticias relacionadas

Accesibilidad