Cerrar (X)


Foto: Internet

Isaac Brizuela quiere ser leyenda en Chivas

Guadalajara, Jalisco.- Su talento lo ha llevado a ser campeón con el Toluca en el Bicentenario 2010, medalla de Oro con México en los Juegos Panamericanos del 2011, tercer lugar en Copa Oro 2013 y a estar entre los mundialistas de Brasil 2014, pero si algo le falta en este momento a Isaac Brizuela es lograr un campeonato con Chivas.

De acuerdo con el sitio web El Informador, “El Conejito” señaló que su mente está en lograr grandes metas, quiere hacer huesos viejos en el redil, porque en un futuro desea que la afición lo recuerde como una gloria del equipo.

“En pretemporada unos chavos de la porra me dijeron: ‘aquí no vienes a ser refuerzo, ni ídolo, llegas para ser leyenda’ y eso se me quedó marcado. Sé que es difícil ser leyenda aquí, han pasado muchos jugadores importantes y no les falto al respeto, se merecen el cariño de la afición y sé que conforme pasen los partidos, con mi entrega dirán ellos (afición) si alcanzo a ser leyenda con Chivas”.

Para lograr entrar en el gusto de la afición sabe que debe pesar más a la ofensiva, poner pases para gol, así como estrenarse con un tanto en el Rebaño, lo cual está añorando y espera no pasen más jornadas para lograrlo.

“No quiero ser personalista, si veo a Omar o a otro compañero, darles el balón y que ayuden con sus goles. El gol a todos nos da confianza, si cae te sueltas más, te animas más, pero no debo desesperarme, vengo haciendo las cosas bien, no tengo que precipitarme porque eso te lleva a dejar de hacer cosas. Si anoto bien, de lo contrario tratar de habilitar al compañero”.

El volante ofensivo indicó que se ha sentido más libre, con confianza, lo cual le ayudará a soltarse más y ver su máximo potencial a la brevedad posible, porque siente está cerca el momento.

“Me siento que estoy a nada de mi nivel, sigo recuperando esa confianza y me falta marcar, sentirme con más confianza, disparar más y ser más habilidoso por la banda”.

 No se presiona

Brizuela indicó que no piensa en el dinero que desembolsó el Guadalajara para adquirir sus derechos federativos, porque eso sería meterse presión, solo reflexiona sobre la obligación de rendir, así que lo lleva con calma, buscando su mejor nivel sin obsesionarse en ser la figura del equipo.

“No me siento así, porque cuando eso pasa la carga es mucha, la presión, piensas que si algo no sale bien, uno es el culpable. No me quiero sentir con esa presión, sé lo que hay en juego, pero quiero concentrarme bien en lo que tengo que hacer y esa presión irá saliendo poco a poco con buen futbol”.

Familia dividida

Su paso por el Atlas dejó en su hogar herencia, ya que un integrante de su familia desde entonces se enamoró del zorro y no ha podido sacarla de ahí, lo cual le traerá alguna apuesta cuando se llegue el Clásico tapatío.

“Algunos no, mi hermanita de nueve años, María Paula, se quedó como seguidora del Atlas, dice que le va a ir en ratos a Chivas para apoyarme pero siempre será rojinegra. La familia es mi base, ha estado en las buenas y en las malas, les agradezco su apoyo incondicional”.

Reconoció que en Chivas no hay nada que festejar, están lejos de los objetivos todavía y deben tener los pies en la tierra, porque la meta que se trazaron es importante.

“No hemos logrado el objetivo, faltan pasos importantes pero vamos avanzando y debemos seguir por el buen camino para alejarnos lo más posible del problema del cociente. Se nota, porque cuando estaba en el Toluca veía los partidos y ni la porra estaba como ahora (completa). La directiva ha hecho un buen aporte, nos hemos conectado todos, la directiva, el público, equipo y hemos hecho buena sinergia”.

Su profesionalismo es de 24 horas

Jamás se visto ha envuelto en un problema extracancha, tampoco ha hecho declaraciones que levanten controversia, porque considera que un profesional que ama su carrera debe serlo las 24 horas del día y todo el año, lo cual implica ser correcto en la forma de dirigirse sobre los demás, cuidarse, comer bien y dormir lo adecuado.

Entiende que por el momento que está pasando el equipo no debe hacerse presente en lugares públicos, esto para evitar algún mal entendido, y lleva su vida con tranquilidad, porque habrá otro tiempo en el cual podrá aparecer, pero eso será cuando el equipo esté viviendo otro momento.

“Le agradezco a la afición, les digo que regresaremos a una Liguilla, que pelearemos el título. Estás en la mira de más cosas, estás en otro lugar que no es cancha y la gente comienza a meterse con cosas como que no nos cuidamos. A mí no me gusta salir porque el equipo está en una situación delicada, hay que ser profesional dentro y fuera del terreno de juego. Sé que Chivas tiene muchos ojos, si haces un partido malo y es polémica, si ganas son dos días que se habla de eso y ya”.

Chivas es lo más grande

Jugó en el Toluca, la afición lo quiere mucho por tantas jugadas llenas de calidad que brindó, en Atlas lo extrañan por lo mismo, pero admite el jugador, sin el afán de llamar la atención ni generar ningún tipo de polémica, que Chivas no tiene comparación por todo lo que genera.

“Eso lo veo, comentaba con Alfredo Talavera y me dijo ‘si haces un buen torneo ahí, es el escaparate de muchas cosas, a Chivas lo ve mucha gente de fuera y tienes que romperla’. Eso se me quedó grabado, busco ese camino y no quiero adelantar cosas como decir que ya estoy en Selección, sé que trabajando todo llegará”.

FRASES

“Me gusta gritar los goles, ir con mi familia y darle gracias a la afición. Agradezco a Dios por el partido que me da día con día, todo trato de dedicarlo a él y la afición dirá si alcanzo a ser leyenda”.

“Obviamente deseo anotar un gol desde que inició el torneo, en tres o cuatro partidos he estado cerca, no me presiona. No doy una pelota por perdida, encaro, doy pases, pero quiero complementarlo con el gol”.

Isaac Brizuela,
volante del Guadalajara.​

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad