Foto: AFP

Las FARC liberan a general colombiano secuestrado

Bogotá.- La guerrilla de las FARC cumplió con su palabra y ha liberado este domingo al general Rubén Darío Alzate, así como a un cabo y a una abogada, secuestrados hace dos semanas. El presidente Juan Manuel Santos fue el primero en dar la noticia en su cuenta de Twitter: “Liberados BG Alzate, abogada Urrego y cabo Rodríguez en perfectas condiciones y esperando condiciones climáticas para regreso a sus familias”.

De acuerdo con EL País, los liberados fueron entregados al Comité Internacional de la Cruz Roja, CICR, junto a representantes de los gobiernos de Cuba y Noruega, que son los países garantes del proceso de paz, en el departamento del Chocó, la misma zona donde fue secuestrado el alto militar. Se espera que en las próximas horas sean trasladados a una dependencia militar y finalmente al hospital militar de Bogotá, donde les realizarán pruebas médicas.

Ya libres, se espera que se reanuden los diálogos de paz, suspendidos por el presidente Juan Manuel Santos el 16 de noviembre, el mismo día en que el alto militar fue secuestrado en las selvas del Chocó, al noroeste del país. Este hecho ha desatado la mayor crisis que han tenido las negociaciones de paz en dos años, ya que Santos puso como condición que los liberaran para continuar negociando el fin del conflicto armado. La guerrilla, por su parte, ha criticado que el mandatario rompiera el acuerdo que tenían en el sentido de que lo ocurriera en el campo de batalla no tendría por qué afectar las negociaciones.

El general Alzate fue secuestrado en Las Mercedes, un cacerío a orillas del río Atrato, una de las arterias fluviales de esta región de Colombia, que es la principal vía de transporte de sus pobladores, en su mayoría afrodescendientes e indígenas. El Chocó es una selva tropical, llena de ríos en la que llueve constantemente, de ahí que las Santos insistiera en que el pronto reencuentro de los liberados con sus familias dependerá de las condiciones climáticas. Esta zona es limítrofe con Panamá y allí hacen presencia algunos frentes de las FARC, el ELN (la otra guerrilla colombiana) y bandas criminales. En el momento del plagio, Alzate se encontraba vestido de civil y sin ningún tipo de seguridad, lo que se ha interpretado como una imprudencia del oficial, que se convirtió en el militar de más alto rango en poder la guerrilla en toda la historia del conflicto colombiano.

En medio de este episodio que hoy termina con éxito, lo que seguramente le dará oxígeno a los diálogos de paz, las FARC han aprovechado para insistir en un cese bilateral al fuego, que Santos descarta de tajo. También han puesto la lupa sobre los guerrilleros que están presos y enfermos, lo que podría convertirse en uno de los temas en los que se centren, una vez se retomen las negociaciones de paz. “Deseamos que esta libertad, fundada en razones de humanidad, extienda sus efectos benéficos a los prisioneros políticos y sociales del país. Qué fácil y qué humanitario es para el gobierno determinar un indulto para inocentes”, dice un comunicado de este sábado.

La liberación de Alzate y sus dos acompañantes es la segunda parte del acuerdo al que llegó esa guerrilla con el Gobierno, con la mediación de Cuba y Noruega que son los países garantes del proceso de paz, para liberar, en total, a cinco secuestrados. Los dos primeros, los soldados profesionales César Rivera y Jonathan Díaz, fueron entregados este martes al CICR, en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, tras 16 días de cautiverio.

Lo que ocurra al interior de la mesa de negociaciones de paz, una vez todos sean liberados, es ahora la gran pregunta. Santos ha dicho que su equipo regresará de inmediato a La Habana, pero para el jefe máximo de las FARC, conocido como Timochenko, “las cosas no podrán reanudarse así nada más”.

Fuente: El País

Comenta

Noticias relacionadas

21 de septiembre: Día Internacional de la Paz

lunes 21 de septiembre de 2020

Accesibilidad