Foto: Reuters

Patriotas se coronan campeones del Super Bowl XLIX

Phoenix, Arizona.- Uno de los mejores Super Bowls de los últimos tiempos se convirtió en el boleto al olimpo para Tom Brady, con 37 años consiguió su cuarto anillo de Super Bowl que lo pone a la altura de Joe Montana y Terry Bradshaw, los mejores de la historia.

La crónica de 24HORAS describe que los Seahawks se quedaron con la miel en los labios, con la ventaja de 10, una atrapada milagrosa a unas yardas de la zona de anotación los ponía a nada del bicampeonato pero aparición de Butler en diagonales y así encaminar la victoria de los Patriotas.
Ya en el final del partido, la frustración se hizo presente con los Halcones Marinos que terminaron a golpes con sus rivales.
En la primera decisión del partido, la del volado, los Seahawks ganaron y decidieron diferir la posesión del balón y mandaron a Tom Brady al campo para abrir el Super Bowl XLIX
La primera ofensiva comandada por Tom Brady no pudo contra la defensiva, la mejor de la liga y el balón pasó  a los Seahawks y Rusel Willson.
Wilson tampoco pudo hacer mayor cosa contra la renovada y efectiva defensiva de los Pats, con dos ofensivas por bando, nada para nadie con 9:20 en el reloj.
En la segunda posesión de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Tom Brady se vio obligado a lanzar ante la presión y la ruptura de la bolsa de protección, ante una cobertura perfecta llegó la primera intercepción del juego, a cargo de Jeremy Lane.
Luego de la intercepción en las diagonales, Jeremy Lane quería regresar el balón, pero en esa jugada resultó fracturado.
La defensiva de Nueva Inglaterra salió inspirada, y en las dos primeras posiciones de Seattle han obligado el despeje.

Brady de nuevo en el campo en busca de sacarse la espina de la intercepción y lo logró, una ofensiva bien trabajada que culminó con un pase preciso a Brandon LaFell para abrir el marcador 7-0 para los Pats con 9:47 en el segundo cuarto.
Perfecta, así fue la defensiva del equipo dirigido  por Bill Bellichick, de las tres primeras posesiones de Rusel Willson, en las tres lo pararon.
Apareció de nuevo la gran defensiva de Seattle y en cuatro jugadas paró a los Patriotas. Restaban 7:40 del segundo cuarto.
Marshawn Lynch perforó la línea defensiva de Nueva Inglaterra y en un acarreo empató el juego, luego de una serie ofensiva sufrida por parte los Halcones Marinos.
Apareció el de siempre, Rob Gronkowski recibió un pase perfecto de Brady para adelantarse de nuevo, 14-7 a segundo de terminar la primera mitad.
A unos segundos de que terminara la primera mitad, Chris Mattews se colgó de la raya que mandó Wilson y empató el partido 14-14.
En la primera ofensiva de la segunda mitad, Rusel Willson comandó un buen ataque que sin embargo solo pudo convertir en tres puntos gracias a un gol de campo de Steven Hauschka, los suficientes para irse arriba por primera vez en el partido.

Es el momento para los Halcones Marinos, Bobby Wagner interceptó a Tom Brady y  el panorama para los Patriotas se oscurece. Wilson tiene una efectividad impresionante, con la ventaja ya de 24-14 gracias al pase hacia Doug Baldwin completó apenas su séptimo envió hasta ese momento.
En el momento que tenía que aparecer la defensiva de Seattle apareció, luego de la intercepción que se convirtió en touchdown, llegó Tom Brady para que en cuatro jugadas entregara el balón para una nueva ofensiva de los dirigidos por Pete Carroll.

Danny Amendola recibió un pase de apenas cuatro yardas para anotar y recortar la distancia a tan solo tres puntos. Tom Brady quiere su cuarto anillo de Super Bowl, conectó con Edelman para darle la vuelta al marcador, 28-24 antes de la pausa de los dos minutos.
Un final cardiaco, luego de una atrapada milagrosa de Jermaine Kearse, en la siguiente jugada llegó una intercepción en zona de anotación por Butler.
En la parte final del partido se calentaron los ánimos, la frustración se hizo presente en los jugadores de los Halcones Marinos.

Fuente: 24HORAS

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad