Foto: AFP

Perjudican la relación entre EU e Israel

México, DF.- Los gobiernos de Estados Unidos e Israel sostienen un raro choque público que pone un programado discurso del primer ministro Benjamín Netanyahu ante el Congreso estadunidense en el centro de la política doméstica de los dos países. Netanyahu aceptó una invitación del nuevo liderazgo republicano del Congreso, en concreto del presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, a pronunciar un discurso sobre Irán y su programa nuclear el 3 de marzo.

Negociaciones entre EU e Irán a propósito del programa nuclear iraní han sido y son duramente criticadas por el Partido Republicano, en tanto que Netanyahu es un abierto enemigo de cualesquier concesión a Irán. Pero la conducción de política exterior es legalmente una prerrogativa del Presidente de EU y la decisión de hacer la invitación, por un lado, y la de aceptarla, por otro, crearon ira en el Ejecutivo estadunidense y malestar en la minoría legislativa.

Para los demócratas, el que Netanyahu haya aceptado la invitación sin hacer una consulta formal a la Casa Blanca es un serio pecado, tanto que funcionarios no identificados se quejaron de haber sido “escupidos en la cara” y el Ejecutivo estadunidense no piensa recibir al Ejecutivo israelí. El embajador israelí, Ron Dermer, quedó en el centro de la polémica como uno de los organizadores del evento y un personaje con el resentimiento de la Casa Blanca encima.

Dermer dijo que no creía haber desdeñado a la Casa Blanca, pero como un exoperativo del asesor político republicano Frank Luntz, sus reclamos de inocencia resultan sospechosos y, según The New York Times, hasta contraproducentes. En ese marco, “la visita es dañina por tres razones: socava la política exterior del Presidente; pone a un cercano aliado en medio de un debate político doméstico, y eleva a un candidato en una elección en otro país”, señaló una carta firmada por una docena de legisladores demócratas.

La comparecencia de Netanyahu en el Congreso de EU se adelantará un mes a las elecciones parlamentarias israelíes, a mediados de marzo, en medio también de un debate sobre la propiedad de que Netanyahu realce su figura con el discurso en Washington.

Fuente: Excélsior.com

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad