Cerrar (X)



Foto: Archivo

Pide Obama combatir pobreza y sectarismo frente a extremistas

EU.-El presidente de EU, Barack Obama, llamó hoy a crear un frente común para combatir la pobreza, la opresión y el sectarismo que “alimentan” a los extremistas, al subrayar ante autoridades de 60 países la “responsabilidad” compartida de rechazar que grupos como el EI representan al islam.

De acuerdo con el portal El Siglo de Torreón, “el nexo es innegable. Cuando las personas están oprimidas y se niegan los derechos humanos, especialmente por causas sectarias o étnicas, y cuando se silencia el disenso se alimenta el extremismo violento. Se crea un ambiente propicio para que los terroristas lo exploten”, advirtió Obama.

Según el gobernante, que habló desde el Departamento de Estado durante la última jornada de la Cumbre contra el Extremismo Violento organizada por la Casa Blanca, es clave abordar los “agravios” políticos y económicos que llevan a que, especialmente los jóvenes, se sientan “atrapados” en comunidades pobres, lo que les convierte en el blanco perfecto para ser reclutados por radicales.

La solución pasa, de acuerdo con el mandatario, por esfuerzos contra la corrupción, la expansión de la educación, especialmente entre niñas y mujeres, y el respeto a la libertad religiosa, entre otras muchas cosas.

“Cuando el cambio pacífico y democrático es imposible, eso alimenta la propaganda terrorista de que la violencia es la única respuesta posible”, insistió Obama.

Al igual que hizo este miércoles en otro discurso desde la Casa Blanca, Obama reiteró la importancia de erradicar la “mentira” de que EU y Occidente están “en guerra con el islam”.

Los terroristas “están desesperados por conseguir legitimidad. Y todos nosotros tenemos la responsabilidad de refutar la noción de que grupos como el Estado Islámico (EI) representan de alguna manera al islam”, remarcó ante los asistentes.

Las declaraciones de ayer y hoy de Obama en ese sentido han generado duras críticas en medios conservadores y entre muchos republicanos.

“La noción de que el islam radical no está en guerra con Occidente es una mentira”, sostuvo hoy en Twitter el senador republicano y excandidato presidencial John McCain, parafraseando las palabras de Obama.

Mientras, el exgobernador Jeb Bush, posible aspirante republicano a la Casa Blanca en 2016, dijo ayer en un discurso sobre política exterior que “es un error creer que el EI no es lo que realmente es”, y otro potencial candidato conservador, el senador Ted Cruz, comentó a la cadena Fox que Obama, con sus palabras, hace “apología” de los radicales islamistas.

Por otro lado, Obama declaró hoy que es necesario “romper los ciclos de conflicto”, especialmente sectarios, y puso como ejemplo la situación en Irak y Siria, donde prometió que la coalición internacional creada contra el EI seguirá combatiendo a los yihadistas.

Asimismo, Obama sostuvo que continuarán las misiones antiterroristas en Afganistán para eliminar a los “remanentes” de Al Qaeda y que EU llevará a cabo operaciones similares, cuando sea necesario, en países como Yemen o Somalia.

A su juicio, hay que impulsar un mayor diálogo entre países y entre culturas, “para construir y fortalecer puentes de comunicación y confianza”.

“Venimos de diferentes países, diferentes culturas y diferentes religiones, (pero) estamos todos en el mismo barco. Tenemos que ayudarnos mutuamente”, pidió Obama a los asistentes.

En la cumbre participan representantes de países como Francia, Canadá y Dinamarca, recientes víctimas de los extremistas.

Poco antes del discurso de Obama, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, intervino también y anunció que el organismo planea celebrar en los próximos meses una reunión global con líderes religiosos de todo el mundo para “mandar un mensaje poderoso de tolerancia, solidaridad y reconciliación”.

Desde Nueva York, el portavoz de Ban, Stéphane Dujarric, detalló después a los periodistas que esa reunión sería “antes de septiembre”.

El secretario de Estado de EU, John Kerry, abrió hoy la última jornada de la cumbre y pidió a los líderes mundiales generar “alternativas” claras para su población frente a las “falsas promesas” de los extremistas.

A su turno, el secretario de Gobernación de México, Miguel Ángel Osorio Chong, destacó la necesidad de combatir las “causas de fondo” que generan el extremismo violento y dedicar más esfuerzos a prevenir la radicalización de los jóvenes.

Fuente: El Siglo de Torreón 

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad