AFP

Refuerza Francia seguridad por ola de ataques en sitios públicos

París.- Los ataques sangrientos de los últimos tres días en lugares públicos, al parecer sin relación entre ellos, causaron una enorme preocupación en Francia, cuyo Gobierno pidió ayer calma y reforzó la seguridad. El primer ministro, Manuel Valls, anunció la movilización de “200 a 300 soldados” adicionales para garantizar la seguridad durante fin de año. Esos efectivos se sumarán a los 780 militares ya desplegados en el marco del plan Vigipirate, señaló Valls, al término de una reunión de urgencia con varios de sus ministros.

“Las patrullas de Policía y Gendarmería serán reforzadas en prioridad en los puntos de alta frecuentación: zonas comerciales, centro de las ciudades, estaciones ferroviarias y terminales de autobuses”, agregó.

Valls descartó que los ataques estuvieran vinculados entre ellos y lanzó un llamado a los ciudadanos para que no cedieran al pánico y mantuvieran “la sangre fría”. Policías municipales vigilan el mercado navideño de la ciudad de Nantes, donde el lunes un automovilista atropelló a 11 personas. Una de ellas se encuentra en situación de muerte clínica. Las autoridades anunciaron el martes la “muerte clínica” de una de las personas que resultaron heridas el lunes en Nantes (oeste), cuando un hombre en una camioneta se lanzó contra un mercado navideño.

Por su lado, el presidente François Hollande pidió a los ciudadanos “seguir haciendo lo que tienen que hacer, preparar Navidad y hacerlo con solidaridad con las víctimas”. Hollande agregó: “Estamos determinados, vigilando y también actuando, luchando contra el fanatismo, el terrorismo”.

“Aunque todos los acontecimientos de estos últimos días no se pueden relacionar con esta única causa –solo uno de ellos puede considerarse claramente un acto terrorista, el de Joué-les-Tours–, estamos actuando plenamente y a su vez queremos que la vida continúe”, declaró.

Seguidilla de ataques. Los ataques, que ocurrieron el sábado, domingo y lunes, hirieron a 26 personas. El sábado, en Joué-les-Tours (centro oeste), tres policías resultaron lesionados con arma blanca por un hombre, quien fue ultimado por la Policía.

El domingo en Dijon (centro este) y el lunes en Nantes (oeste), dos automovilistas con trastornos psíquicos atropellaron deliberadamente a los peatones, y dejaron un saldo de 13 y 10 heridos, respectivamente. Valls bajó el perfil a la posibilidad de una amenaza yihadista. Sin embargo, la persona que hirió a los policías de la comisaría en Joué-les-Tours atacó al grito de Alá es el más grande .

Un socorrista junto al vehículo que usó un hombre para atropellar a 11 personas en el mercado navideño de Nantes. El hombre que atropelló a varias personas en Dijon, nacido en Francia, de madre argelina y de padre marroquí, dijo haber actuado en nombre de los niños de Palestina y de Chechenia, pero las autoridades afirmaron que sufría trastornos mentales. En Nantes, según las autoridades, el autor de la agresión había perdido hace poco su trabajo y en su vehículo se encontró un cuaderno con escritos confusos que mostraban sus dificultades psicológicas y familiares. En setiembre, el grupo yihadista Estado Islámico (EI) pidió a sus militantes atacar de cualquier forma a los países que componen la coalición que lucha en su contra, entre los que está Francia. Entre los métodos mencionados está el ataque a civiles usando como arma un automóvil.

 

Fuente: Nación.com/AFP

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad