RESPIRando: Abuelos de hoy son más activos, liberadores y yoguis

¿Cómo recuerdas a tus abuelos?

 

Dicen los expertos que la imagen de los abuelos cansados, en su mecedora, cuidando a los nietos, tejiendo o dedicados a la cocina, está por quedar en el pasado.

Y es que la actual generación de adultos mayores tiene otras preferencias, así como actividades que enriquecen su vida.

“(Viven) una ‘abuelidad’ liberadora, rebelde y reveladora”, señala la especialista de la UNAM, Verónica Montes de Oca.

Yo tengo 40 años y recuerdo que mi abuela, doña Marcelina Reyes, era muy estricta.

La adoraba y a siete años… aún la extraño. Me acuerdo que cuando era niña viví una temporada con ella y me enseñó a hace “correctamente” las labores del hogar, así como bordar y ser obediente y respetuosa con los adultos.

Tenía que llamarla abuela. Los niños de ahora los llaman por su nombre; y me ha tocado ver varios casos.

La experta asegura que a los adultos mayores se les ve como parte fundamental en la integración familiar por adjudicación.

“De ahí la idea de que deben cuidar a los nietos, ayudar en los quehaceres domésticos y dejar de lado uno de sus principales valores: la experiencia y transmisión de valores y conocimientos”.

Sin embargo, afirma que en la actualidad el escenario es diferente.

Según la ONU, el envejecimiento de la población está por convertirse en una de las transformaciones sociales más significativas del Siglo XXI, con consecuencias para casi toda la sociedad.

Esto se debe a los hechos históricos, culturales y sociales que la nueva generación de adultos mayores vivió.

 

Los hechos de ayer, los abuelos de hoy

Los abuelos de hoy fueron testigos del auge del rock and roll, la revolución cubana, de movimientos por los derechos civiles, el estudiantil del 68, la liberación sexual, el movimiento contracultural hippie, la guerra de Vietnam, así como los festivales de Woodstock y Avándaro.

“Ahora están al pendiente de su salud, tienen actividades, son emprendedores, algunos son activistas o hacen voluntariado, y estas acciones se incrementarán con el paso del tiempo”, indica la experta. 

 

Abuelos en México

A partir de 1982 los abuelos son festejados en todo el mundo desde que se celebró la primera Asamblea Internacional de la Organización de la Naciones Unidas dedicada al envejecimiento.

En la Ciudad de México se les celebró por primera vez en 1983 y al año siguiente en Monterrey, pero desde 1998 se instituyó en todo el país el 28 de agosto como Día del Anciano, título que posteriormente cambió a Día Nacional del Adulto Mayor.

En nuestro país, alrededor de 11 millones 900 mil habitantes tienen entre 60 y 79 años, y según datos del Consejo Nacional de Población (Conapo) esta población aumentará en más de 464 mil para el 2020, hasta alcanzar los 12 millones 425 mil.

Además, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) ha informado que la población menor de 15 años ha disminuido, mientras que la de 45 a 64 años y la de 65 en adelante ha incrementado en tres década, por lo que la población de adultos mayores ha aumentado.

Por su parte, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) indica que la esperanza de vida de los mexicanos ha aumentado. En 1930 se vivía en promedio 30 años, en 1970 subió a 61 y actualmente es de 76 años en promedio.

Es en este contexto en el que Montes de Oca destaca que el actual proceso de envejecimiento es jovial.

No son «chavorrucos», sino personas que llegaron a la vejez con dignidad, afirma.

Muchos abuelos ahora disfrutan un poco más de su vida, conviven con amigos, viajan, cuidan su imagen, hacen ejercicio, etc.

Y por qué no, también hacen yoga. 

Yoga para los abuelos

Cada vez son más los adultos mayores que se han sumado a esta disciplina. Afirman que en ella han encontrado un camino para sanar su mente, cuerpo y alma.

Estos son algunos efectos positivos del yoga para los adultos mayores:

1. Aumento de la flexibilidad. Las personas mayores con el paso de la edad suelen ir perdiendo movilidad y flexibilidad. El yoga permite practicar algunos ejercicios sencillos de estiramiento que ayudan a disminuir este proceso.

2. Mantenimiento de la masa muscular. Si dejan de hacer actividad física van perdiendo fuerza, por ello, el yoga es excelente para el mantenimiento de su masa muscular.

3. Ayuda a mantener el equilibrio. Esta práctica les da seguridad. Dejarán de arrastrar los pies y de mirar al suelo por miedo a caerse. Además, con ello, volverán a tener una vista panorámica y caminarán de frente.

4. Mejora la respiración. El yoga le enseñará a respirar correctamente. Esto le permitirá relajarse y aliviar algunas enfermedades de carácter respiratorio.

5. Beneficia a la memoria.  La práctica regular de yoga ayuda a minimizar los problemas cognitivos y emocionales que a menudo padecen las personas de la tercera edad como el Alzheimer y otras formas de demencia.

6. Reduce el estrés. Minimiza los niveles de cortisol, la hormona encargada de regular el estrés en el cuerpo y ayuda a descontracturar el organismo.

Si quieres realizar una práctica de yoga, en este video de YouTube encontrarás una sencilla clase. 

 


 

Namasté. 

 

Redacción / Con información de El Financiero y elcomercio.pe / Video: YouTube / Yoga para todos

Noticias relacionadas

España campeón de mundial de baloncesto

domingo 15 de septiembre de 2019

Debuta Javier Hernández con el Sevilla

domingo 15 de septiembre de 2019

Registran fuga de gas en Acolman: desalojan la zona

domingo 15 de septiembre de 2019

Accesibilidad