RESPIRando: ¿estrés académico? Transfórmalo en paz con yoga

El caso Fernanda 

La noticia sobre el suicidio de una alumna del ITAM impactó a miles de personas, principalmente jóvenes, en el país. 

Fernanda “N”, de 20 años, estudiaba las licenciaturas en Derecho y Relaciones Internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México. Algunos señalan que era excesivo, debido a la alta exigencia de la escuela, y que fue demasiado el estrés académico al que estuvo sometida. Al parecer, este fue el motivo por el que terminó con su vida.

Pero el de Fernanda no ha sido el único caso. En declaraciones a un periódico de circulación nacional, alumnos comentaron que es el cuarto suicidio en lo que va del año.

Suicidio en México

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera al suicidio como un problema grave de salud pública, y es que a nivel mundial, es la segunda causa de muerte en personas de entre 20 y 29 años.

En México, los adolescentes son el grupo más vulnerable por problemas relacionados con la depresión, la ansiedad, daño neurológico, consumo de sustancias adictivas y problemas económicos y familiares, según datos del INEGI.

El instituto también revela que el suicidio es la segunda causa de muerte de adolescentes de 15 a 19 años, y la quinta para aquellos que oscilan entre los 10 y 14 años.

Tan solo en 2017 hubo6 mil 500 muertes de este tipo, 193 casos más que el año anterior.Más de la mitad tenía entre 15 y 34 años.

«El suicidio es considerado un problema de salud pública y constituye una tragedia tanto para las familias como para la sociedad. Puede ser prevenible, de ahí que los esfuerzos en este tema estén dirigidos a identificar personas en riesgo y a mejorar la salud mental de la población», señala el Inegi.

 

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo, los expertos detectan: 

  • Poca capacidad para afrontar la frustración.
  • Metas consideradas inalcanzables.
  • Personas a su alrededor que practiquen conductas autolesivas.
  • Situaciones traumáticas o dolorosas (abandono, negligencia, violencia, bullying).
  • Pocos amigos o ninguno.
  • Relación familiar conflictiva.
  • Impulsividad.
  • Riesgos tecnológicos (uno de cada tres millennials mexicanos sufre acoso o ciberbullying).
  • Cambios de hábitos.
  • Salud mental (en México hay 2.5 millones de jóvenes de 12 a 24 años que viven con depresión).
  • Estrés y ansiedad.

“Se ha incrementado mucho en los últimos cinco años, alrededor de 20% de la consulta (…) las causas son, básicamente, la depresión y trastornos de conducta. Parece que nuestros jóvenes cada vez toleran menos las cosas que los frustran y eso es quizá uno de los principales motivos por los cuales deciden suicidarse”, explicó el psiquiatra Alfredo Romero Velázquez,especialista en adolescentes mayores de 12 años.

 

Universidad y estrés

Los expertos afirman que el estudiar una carrera universitaria genera tales niveles de estrés, que pueden desencadenar problemas emocionales, cognitivos y fisiológicos.

“El suicidio es un riesgo en estudiantes universitarios, sobre todo en los que empiezan carreras”, indicó la directora del laboratorio de Neuropsicología y Psicofisiología de la Facultad de Psicología de la UNAM, Feggy Ostrosky, en entrevista con Paola Rojas.

Un estudio realizado en Estados Unidos indica que la universidad puede ser tan estresante, que muchos jóvenes piensan en suicidarse y algunos incluso lo intentan.

Tras encuestar a 67 mil estudiantes, más del 20 por ciento dijo haber tenido eventos estresantes asociados con problemas de salud mental e incluían autolesiones, así como la idea o intentos de suicidio.

«Una cantidad desproporcionada de estudiantes reporta una gran cantidad de exposiciones a un estrés que cree que es traumático o difícil de superar», afirmó la directora del programa de riesgos del desarrollo y disparidades culturales en el Hospital Brigham and Women’s en Boston, Cindy Liu.

Los eventos estresantes definidos como traumáticos o difíciles de manejar incluían: las presiones académicas, los problemas de la carrera, los problemas familiares, entre otros.

 

Yoga y el manejo de estrés

El tratamiento del estrés y otros padecimientos mentales siempre requerirá de la intervención de un experto, sin embargo, puede complementarse con la práctica del yoga.

Y es que esta disciplina puede ayudar a los jóvenes a mantenerse relajados y en paz, pues los beneficios no solo son físicos, sino mentales, emocionales y espirituales.

«El yoga es una manera de controlar el estrés y las emociones. Por ejemplo, un estudiante que maneja en su día a día el estrés y no sabe cómo sobrellevarlo porque no cuenta con las herramientas para hacerlo, le afectará en su rendimiento académico. Yoga no ayuda a controlar ese estrés, es una forma de canalizar y sacarlo», señaló la maestra Mariely Handal Arce.

Entre los beneficios de practicar yoga y la meditación, están:

  • Reduce los niveles de ansiedad y estrés.
  • Mejora la concentración y la memoria.
  • Aumenta el poder de convicción.
  • Se aprovechan al máximo las capacidades.
  • Se regula la respiración.
  • Se purifica la sangre, los nervios y los órganos.
  • Relaja el cuerpo y la mente.
  • Incrementa el autocontrol y la confianza.

Para hacer yoga no es necesario que gastes una fortuna o practiques en un salón especial. Basta con dar el primer paso, que es iniciar.

En este video de YouTube encontrarás una clase para eliminar el estrés.

 

 

Namasté.

 

Redacción / Con información de Excelsior y Milenio / Video: YouTube / Yoga con Lina

 

Noticias relacionadas

Accesibilidad