Se casó con un árbol para evitar que lo talen

Karen Cooper, una mujer de Fort Myer, en la costa suroeste de Florida, se casó con su amado para salvarle la vida: un ficus gigante del Parque Familiar Snell que está enraizado ahí desde hace más de 100 años

Comenta

Noticias relacionadas

¿Filetes fritos al calor del automóvil?

jueves 17 de enero de 2019

Accesibilidad