Siguen vigentes teorías de conspiración en el crimen JF Kennedy

Dallas. – Al conmemorarse el 55 aniversario del asesinato del presidente John F. Kennedy, aún permanecen vigentes las teorías de la existencia de una conspiración para cometer el magnicidio que cambió drásticamente la historia de los Estados Unidos.

Una mayoría de estadunidenses, el 61 por ciento, cree que hubo más personas involucradas en el asesinato que simplemente Lee Harvey Oswald, de acuerdo con una reciente encuesta conducida por el portal “FiveThirtyEight” enfocado al análisis de la opinión pública.

Solo el 33 por ciento de los estadunidenses cree que un solo hombre fue responsable del asesinato. Las cifras no han variado mucho en los últimos 15 años.

Una encuesta de la cadena de televisión ABC realizada en 2003, en el 40 aniversario del evento, mostró que el 70 por ciento de los estadunidenses creía que el asesinato de Kennedy fue producto de una conspiración.

Cientos de teorías sobre el magnicidio de Kennedy se mantienen aún circulando, reveló Joseph E. Uscinski, profesor de ciencias políticas del Colegio de Artes y Ciencias de la Universidad de Miami, autor del libro “Teorías de Conspiración y Las Personas que las Creen”.

Las teorías sobre conspiraciones apuntan a que Kennedy fue asesinado por alguna o varias distintas entidades, incluyendo a la Mafia, la CIA, el FBI, la extinta KGB Soviética y cubanos anticastristas de Florida.

El sucesor de Kennedy, el presidente Lyndon B. Johnson, creó la Comisión Warren para investigar el crimen.

La Comisión determinó en forma oficial que Lee Harvey Oswald fue el pistolero solitario que asesinó al presidente. Sin embargo, los resultados de esa investigación molestaron a muchos que se negaron a creer la versión oficial de lo sucedido.

Oswald, quien tenía 24 años, trabajaba en el edificio de Depósito de libros Escolares de Texas, de donde se habrían efectuado los disparos.

El presunto homicida fue arrestado horas después del hecho acusado de la muerte de Kennedy y del policía de Dallas J.D. Tippit.

Dos días después, el mismo Oswald fue asesinado a balazos por Jack Ruby, el propietario de un club nocturno, cuando era conducido por la policía desde la cárcel a las oficinas del Sheriff.

La muerte del homicida del presidente desató una serie de teorías y controversias que a 55 años de los hechos aún no cesan.

Quizá lo que más ha reforzado en las últimas décadas la teoría de una conspiración sobre el asesinato ha sido la película “JFK” de Oliver Stone en 1991, protagonizada por Kevin Costner.

La película relata la historia del procurador de distrito de Nueva Orleans, Jim Garrison y la acusación que presentó contra el empresario Clay Shaw por participar en la conspiración para matar a Kennedy.

La cinta sugiere que Lyndon B. Johnson, el FBI, la CIA y la Mafia participaron en un golpe de estado para matar a Kennedy utilizando a Oswald.

Shaw fue declarado inocente de los cargos en 1969 y hasta hoy es la única persona que ha sido llevada a juicio en relación con el homicidio de Kennedy.

En los últimos años han comenzado a surgir voces que piden una nueva investigación de los hechos para aplicar las nuevas tecnologías, que no se tenían en la década de 1960, para encontrar nuevas evidencias o confirmar otras.

Las especulaciones sobre el crimen continúan alimentándose con desarrollos como el registrado en octubre pasado, cuando se dio a conocer la última serie de documentos desclasificados sobre el asesinato de Kennedy.

La desclasificación de los documentos, aprobada por el presidente Donald Trump, en vez de poner fin a las teorías de la conspiración, vino a alimentar otras nuevas al darse a conocer más detalles sobre los personajes involucrados.

Con información de Excélsior

Noticias relacionadas

Accesibilidad