Soplan vientos de cambio previo al draft

México, DF.- Nada mejor para acabar con los mock drafts de los analistas de la NFL que el primer canje en el orden de selecciones. A poco más de dos semanas de que arranque la primera vuelta del Draft 2015, aquí hay siete intercambios potenciales que podrían ayudar a configurar el próximo sorteo:

Selección N° 2 global. Actualmente, la segunda selección del sorteo pertenece a los Tennessee Titans, pero este es un buen sitio para pronosticar el primer intercambio del sorteo. En semanas recientes, los Titans han puesto especial atención a los mariscales de campo Jameis Winston y Marcus Mariota, pese a que se espera ampliamente que los Tampa Bay Buccaneers se lleven a Winston primero global, y que los Titans arrancaron la temporada baja expresando en reiteradas ocasiones su confianza en Zach Mettenberger. El objetivo podría tratar de inflar los bonos de draft de Mariota, invitando a cualquier equipo interesado en el pasador de Oregon a sentarse a negociar con Tennessee. ¿Cuánto vale la segunda selección global? De acuerdo a la tradicional tabla de valores de canje ideada por Jimmy Johnson –que se sigue usando en mayor o menor medida como referencia–, la selección de los Titans vale 2,600 puntos. Para que nos demos una idea de lo que costaría en términos de activos de draft subir hasta esa posición, tomemos en cuenta que se requeriría más a o menos el mismo número de selecciones para subir del sitio N° 31 global del draft al N° 6 (un salto de unos 1,000 puntos), que de la selección N° 6 a la N° 2.

Jay Cutler. No son pocas las versiones que aseguran el interés serio por el mariscal de campo Mariota en Chicago, y los Bears podrían ofrecer a su actual mariscal de campo como moneda de canje, aunado a un paquete de selecciones que incluiría la N° 6 global. Cutler acarrea un costo elevado. Está por cobrar un salario base de 15.5 millones de dólares para el 2015, y de 16 millones de dólares para el 2016. Sin embargo, los podrían estar interesados en un mariscal de campo veterano sólo para un par de campañas, en lo que termina de pulirse Mettenberger o hasta que vean en la primera ronda a un mariscal de campo que los convenza más, pensando en la posibilidad de Connor Cook o Christian Hackenberg para el año que viene. Bajar del segundo escalón hasta el séptimo no es tan grave para los Titans, quienes todavía podrían encontrarse a un prospecto del Top-10 para su línea defensiva. La selección N° 7 global, en poder de Chicago, tiene un valor aproximado de 1,500 puntos según la tabla de valor de selecciones.

La selección N° 8 global. De la segunda selección global a la novena selección global, hay ocho equipos a los que les urge, en mayor o menor grado, ayuda en el departamento de la presión sobre los mariscales de campo. Los Falcons, sentados en el N° 8, son uno de esos equipos. Descontando a Leonard Williams, quien proyecta como tackle defensivo en sistema 4-3, o ala defensiva en sistema 3-4, hay cuatro prospectos que podrían proyectar como cazadores de mariscales de campo del Top-10 del draft, ya sea como apoyadores externos en sistema 3-4, o ala defensiva en esquema 4-3: Dante Fowler Jr. de Florida, Vic Beasley de Clemson, Shane Ray de Missouri y Randy Gregory de Nebraska. Fowler se ve a sí mismo en Jacksonville como tercer recluta global. Williams es proyectado ampliamente para irse a Tennessee segundo global, o a Oakland como cuarto global. Los Redskins podrían tomar a otro de esos prospectos en el lugar N° 5. Si los Falcons ven que llega el turno de elegir de los Jets y sólo queda uno de los defensivos a quien podrían codiciar, podrían sentir desesperación por saltar dos escalones a esa selección de los Jets, o quizás incluso tres hasta el escalón de los Redskins. Lo mejor que le puede pasar a Atlanta si están determinados a salir con uno de esos prospectos defensivos es que al menos uno de los dos receptores abiertos que se asoman como potenciales selecciones del Top-10, Kevin White o Amari Cooper, se vaya antes de que elijan los Jets.

DeVante Parker

Getty ImagesParker pinta para irse antes del punto de medio de primera ronda

Las selecciones N° 12 y N° 19 globales. Los Browns son uno de dos equipos que llega a la primera ronda con dos turnos, gracias al canje del año pasado con los Buffalo Bills. Además, están desesperados por un mariscal de campo. Múltiples reportes mediáticos indican que buscaron adquirir en canje a Kirk Cousins y a Sam Bradford en las últimas semanas. De hecho, hay versiones que aseguran que Cleveland ofreció su selección N° 19 por Bradford a los St. Louis Rams –quienes lo prefirieron negociar a los Philadelphia Eagles mediante un paquete de selecciones y el mariscal de campo Nick Foles– y que más tarde habría ofrecido esa misma selección a los Eagles por Bradford. Otros reportes indican que Johnny Manziel habría sido ofrecido, también, como parte del trato, aunque esta última versión fue desmentida por Jeremy Fowler deESPN.com. En cualquier caso, los Browns se han delatado como un club desesperado por un mariscal de campo, y trepar la escalera hasta un sitio sonde puedan acceder a Mariota podría costar ese par de selecciones de primera ronda, cuyo valor conjunto es de unos 2,075 puntos según la clásica tabla de valores de selecciones. Por otro lado, los Browns podrían estar interesados en otro canje que no incluya a un prospecto de mariscal de campo. Hay tres receptores abiertos que están por encima del resto en la camada de este año: Cooper, White y DeVante Parker. Si Cooper y White se van entre las primeras seis o siete selecciones, un equipo desesperado por incrementar su arsenal aéreo como Cleveland –que estará sin Josh Gordon por suspensión de todo el año, ni Jordan Cameron, quien emigró a Miami Dolphins– podría escalar algunas posiciones para asegurarse de no perder a Parker.

Philip Rivers. Incluso por encima de Cutler, Rivers es el más mencionado en rumores previos al draft como posible moneda de cambio para poder ascender en el orden para ir por Mariota. El mariscal de campo de los San Diego Chargers está por iniciar su último año de contrato, a cambio de un salario de 15.75 millones de dólares. Versiones mediáticas han informado que no se sentará a charlar sobre un nuevo acuerdo hasta que culmine la campaña y que no le emociona demasiado la posibilidad de que el equipo se mude a Los Ángeles. Eso abre la puerta a suponer que podría ser el último año de Rivers con el equipo. San Diego, en busca de un sustituto podría intentar canjear a Rivers para obtener algo de regreso en lugar de dejarlo caminar en la agencia libre, sin recompensa, el año que viene. La selección N° 17 de la primera ronda de los Chargers tiene un valor de 950 puntos. Sin embargo, Rivers compensa el resto de la distancia, especialmente si logra acordar un contrato a largo plazo con su potencial nuevo equipo, mientras que san diego podría quedarse con Mariota. Regresando al escenario de un posible canje con los Titans, hay que recordar que el entrenador en jefe de Tennessee, Ken Whisenhunt, fue coordinador ofensivo de Rivers en el 2013.

Sam Bradford. Aunque Chip Kelly ha negado la posibilidad de ejecutar un canje que les permita subir para reclutar a su ex mariscal de campo de Oregon, Mariota, hay quienes creen que los Eagles todavía podrían ser protagonistas. Por una parte, los Browns mostraron todavía tener interés en Bradford, y con al menos dos selecciones de primera ronda, el costo ya no parecería ser tan pesado para subir desde el sitio N° 20 hasta un lugar donde Mariota esté al alcance, sobre todo si Mariota no se va en el N° 2 global y empieza a resbalar. Por el otro lado, sería extraño que Bradford hubiera tenido voz dentro de la organización para adquirir a DeMarco Murray, su ex compañero colegial en Oklahoma, para ser traspasado a otro equipo sin vestirse de verde. Por último, Kelly no mostró muchas tablas a la hora de enviar en canje a LeSean Mccoy a los Buffalo Bills por Kiko Alonso. McCoy es un jugador infinitamente superior a Alonso, y sobre todo, un corredor que ha demostrado ser parte de la élite de la liga. Kelly debió haber pedido al menos una selección de ronda media adicional como parte de ese pacto.

Adrian Peterson

Getty ImagesPeterson simplemente no quiere jugar más para los Vikings

Adrian Peterson. El corredor ha dejado en claro, a través de su agente, que no desea continuar su relación laboral con los Minnesota Vikings. Hace un año, antes de que se diera a conocer el incidente por el cual se le acuso por abuso infantil tras golpear a su hijo de cuatro años con una vara, advertí que podría tratarse de la última temporada de Peterson en Minnesota, señalando su salario base de 12.75 millones de dólares para el 2015, y el hecho de que cortarlo representaría solamente un cargo de dinero muerto contra el tope salarial de 2.4 millones de dólares. Para el 2016, su salario saltaría 14.75 millones de dólares y cortarlo ya no representaría ningún cargo por dinero muerto. A eso hay que sumarle el hecho de que tiene 30 años, la edad en la que tradicionalmente los corredores pierden gasolina, incluso los de élite. Desde la perspectiva de Peterson, el argumento es que el equipo no mostró un respaldo hacia el jugador durante una época difícil, pero también podría haber otros factores. Minny está en medio de un proceso de reconstrucción, y Peterson sabe que no le quedan muchos años de vida útil en la NFL. Quizás empieza a escuchar el tic-tac de ese reloj en su cabeza. Peterson manifestó en la pasada temporada baja –nuevamente, antes de sus problemas legales– un deseo por jugar para los Dallas Cowboys, estando bajo contrato con los Vikes. Por si fuera poco, mientras Peterson estuvo alejado de la NFL, tuvo la oportunidad de ver a la línea ofensiva de Dallas convertir a un corredor con un historial de poca durabilidad en el líder corredor de la liga con Murray, quien emigró a Philly. Los Cowboys estuvieron cerca de acceder al Juego de Campeonato de la NFC, y un buen ataque terrestre podría asegurar que vuelvan a ser protagonistas de postemporada. Los Cowboys cuentan con la selección N° 27 de la primera ronda, pero si se diera este traspaso, Dallas sabría que estaría adquiriendo a Peterson solamente como solución a corto plazo. Los Cowboys todavía tienen que moverle a los números de su nómina para que sea posible, pero de todos los posibles canjes que hemos enlistado, este podría tener más sentido para los tres involucrados: Vikings, Cowboys, y Peterson. Los Arizona Cardinals, con la selección N° 24 global, también podrían estar interesados en el corredor.

Fuente: ESPN

Comenta

Noticias relacionadas

Los Deportes del Brody con Daniel Rentería

sábado 21 de mayo de 2022

Accesibilidad