Foto: Facebook / Володимир Зеленський

Tras matanza en Bucha ‘será un desafío’ volver a negociaciones con Rusia: Zelenski

MUNDO.- El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, aseguró hoy que volver a las negociaciones con Rusia tras la tragedia ocurrida en la ciudad de Bucha, donde este fin de semana fueron encontrados cientos de cadáveres de civiles tras la retirada de las tropas rusas, algunos torturados y maniatados, «será un desafío».               

«Todos nosotros, incluyéndome a mí mismo, percibimos la posibilidad de (esas) negociaciones como un desafío. Un desafío interno, en primer lugar, un desafío personal, humano. Después, cuando lo asumes (la tragedia de Bucha), tienes que hacerlo, creo que no tenemos otra opción», dijo Zelenski en una entrevista con periodistas ucranianos que reproducen las agencias locales.               

Con estas declaraciones, emitidas en el maratón televisivo que las cadenas ucranianas transmiten a diario, Zelenski se refería a la masacre de civiles ocurrida en la ciudad de Bucha, cercana a Kiev, donde, tras la salida de las tropas rusas, fueron encontrados cientos de civiles muertos, muchos de ellos con signos de tortura.               

Según el presidente, a la hora de abordar las negociaciones con Moscú “habrá otro desafío dentro del propio Estado, porque todos entienden que lo que hicieron (los rusos) es imperdonable».               

Ucrania acusa a los tropas rusas de crímenes de guerra en relación a la matanza de Bucha y ha pedido a instituciones internacionales que las investigue, mientras Moscú lo niega.               

«Cada tragedia de este tipo, cada Bucha te golpea a la hora de abordar ciertas negociaciones. Pero necesitamos encontrar oportunidades para hacerlo», subrayó.               

Para Zelenski, la postura más fácil sería decir «no hablemos de nada hoy. Lo más difícil es hablar de lo que hicieron, reconocerlos como un enemigo y, al mismo tiempo, encontrar una oportunidad para reunirse y encontrar una salida a esto. Reunirnos sin perder nuestro territorio».               

El presidente ucraniano pidió que se aceleren las investigaciones sobre estos sucesos ocurridos en Bucha y en otras ciudades del país desde que fue invadido por Rusia el pasado 24 de febrero.               

«No es rentable que Europa alargue este proceso, porque ven que hay pruebas más que suficientes y, lamentablemente, las pruebas aparecerán solas», precisó.               

También dijo que el recién reelegido primer ministro húngaro, Viktor Orbán, a quien se considera el más próximo a Vladimir Putin entre los líderes europeos, tendrá que elegir a sus aliados.               

«Tendrá que elegir entre Rusia y el resto del mundo. Puede que diga que elige Hungría, pero Hungría es parte del resto del mundo», añadió.               

«Quería encontrarme con él, le llamé, le invité a una reunión, me ofrecí a reunirme con él. Pero tenía miedo, estoy seguro (…) Tiene miedo de la influencia de la Federación Rusa en su estado. Esta influencia existe, le guste o no”, dijo Zelensky.

Kremlin reafirma disposición de Putin a hablar con Zelenski

El Kremlin reiteró hoy la disposición del presidente ruso, Vladímir Putin, a reunirse con su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, después de que este pusiera en duda la posibilidad de un encuentro bilateral en una entrevista con medios locales.               

«Nada ha cambiado al respecto. No negamos la posibilidad de este encuentro», afirmó el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa telefónica diaria.               

No obstante, recalcó que «esta reunión será posible solo después de que se llegue a un acuerdo respecto al texto del documento» final de las negociaciones entre Moscú y Kiev.               

Peskov reaccionó a las declaraciones de Zelenski, en las que se refirió a la necesidad de mantener el diálogo entre Rusia y Ucrania, pero admitió la posibilidad de que no se celebrase una cumbre.               

«Puede suceder que no haya un encuentro. Eso puede pasar», afirmó el mandatario ucraniano, citado por la agencia UNIAN.               

Zelenski admitió que «lo más fácil sería interrumpir las negociaciones» después de la presunta masacre de Bucha, condenada por la comunidad internacional.               

«Y está claro por qué, después de lo que hicieron… declararlos enemigos, saber que es una guerra concreta de Rusia contra Ucrania. Reconocer todo esto», dijo, al calificar la campaña militar rusa como un genocidio. No obstante, insistió en que pese a todo «hay que hallar la posibilidad de reunirse».               

«Y en esa reunión hallar una solución a toda esta situación, y no perder territorios con esta salida», indicó.      

Con información de EFE

Noticias relacionadas

Accesibilidad