Foto: Pixabay, usada bajo CC0 1.0

1 de agosto: Día Mundial de la Alegría

MUNDO.- A lo largo de nuestra vida es imposible no experimentar esta emoción básica de los seres humanos, es por esto que el 1 de agosto se conmemora el Día Mundial de la Alegría. Este sentimiento es crucial en la vida de las personas, ya que está relacionado con el placer, el buen estado de ánimo, así como la satisfacción.

La alegría es un sentimiento efímero y es subjetiva para cada persona y de acuerdo con la coordinadora del Programa Institucional de Tutoría de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM, Patricia Bermúdez Lozano, depende de cada quien para que sea lo más duradero posible.

La psicóloga de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) destaca que los rasgos de este sentimiento, como son el estar contento y feliz, ayudan a generar un alto nivel de energía que nos predispone a realizar acciones constructivas para nosotros o los demás.

“La forma de reaccionar puede estar asociada a cómo afrontamos alguna situación, dependiendo de qué tan significativa es esta y cómo la abordamos. Pero todos tenemos la posibilidad de experimentar la alegría, que depende mucho del contexto y la situación personal para que podamos sentir satisfacción que nos cause ese gozo”, señaló Bermúdez Lozano.

De acuerdo con Bermúdez Lozano, la alegría se trata de una emoción temporal que empieza con cierta intensidad; sin embargo, disminuye conforme el estímulo que la provoca se termina.

“Lo que permanece es ese estado emocional que generó un sentimiento de satisfacción, plenitud o bienestar, el cual puede durar mucho tiempo. Y si nosotros lo hacemos de manera consciente, mantenemos con mayor facilidad un estado de ánimo positivo que permanece a pesar de cualquier situación inicial que haya desaparecido o de nuevas situaciones negativas que enfrentamos con buen ánimo y actitud”, explicó la psicóloga de la UNAM.

Las ventajas de la alegría

Bermúdez Lozano explicó que “cuando estamos alegres generamos más endorfinas, neurotransmisores asociados a las hormonas del placer, que provocan mayor nivel de acción y actividad. El chocolate con un alto contenido de cacao ayuda a producirlas, estimula la actividad cerebral y estados placenteros. También genera triptofano, un aminoácido que contribuye a crear la serotonina la cual regula el estado de ánimo”.

Al igual la experta aclaro que “las drogas y el alcohol dan una falsa sensación de alegría, pues engañan al cerebro, sobre todo porque las personas se sienten más activas, estimuladas y cambian el estado de su personalidad”; sin embargo, esta sensación es pasajera y suele dañar al cerebro.

Con información de El Financiero

Noticias relacionadas

Metro de París se inunda

miércoles 17 de agosto de 2022

La broma de Elon Musk que causó revuelo

miércoles 17 de agosto de 2022

Accesibilidad