Aborto por violación, la decisión de la SCJN que sentó un precedente

CIUDAD DE MÉXICO.- En febrero de 2016, Marimar, quien en ese entonces tenía 17 años, fue víctima de violencia sexual.

 

Por si eso no fuera poco, la chica quedó embarazada. Entonces, acudió al Hospital General de Cuernavaca para solicitar la interrupción legal del embarazo.

Aunque el aborto es legal en todo el país en los casos de violación, el Comité de Bioética del Hospital “Dr. José G. Parres” le negó el servicio.

La Norma Oficial Mexicana 046 y la Ley General de Víctimas indican que el aborto y los servicios de anticoncepción en casos de violación están permitidos en todo el país, por lo que, acompañada por el Grupo en Reproducción Elegida (GIRE), Marimar y su mamá presentaron una demanda de amparo contra el hospital.

El caso fue atraído por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Por unanimidad de 5 votos, la Segunda Sala resolvió el 4 de abril conceder el amparo a Marimar y reconoció que negar el servicio médico de interrupción del embarazo, producto de una violación sexual, constituye una violación a sus derechos reproductivos y por tanto a sus derechos humanos.

En su resolución, los ministros de la Segunda Sala indicaron que decidieron otorgar el amparo a Marimar y sus padres, debido a que el embarazo derivaba de una violación sexual, además de que el producto presentaba una alteración congénita grave.

De acuerdo a la Ley General de Víctimas, la demanda de amparo también resalta la obligación de reparar las violaciones que sufrieron la víctima y su familia, de manera oportuna, integral y efectiva.

De esta manera, la corte se pronunció por vez primera sobre la negación de servicios de aborto por violación, sentando un importante precedente.

“Es histórica (la decisión) porque es la primera vez que la Suprema Corte de Justicia se pronuncia sobre un caso en particular. Ha hablado del tema del aborto, pero en cuestiones sobre leyes en general, no sobre una mujer en particular, en este caso una menor que ha visto afectado sus derechos humanos por una negativa de este tipo de servicios y es una resolución importantísima”, dijo Rebeca Ramos, Coordinadora de Incidencia en Política Pública de GIRE, en entrevista con Paola Rojas.

En caso de que una mujer pase por una situación similar, agregó que debe “solicitar a las instituciones públicas de salud la interrupción y en caso de que se le negara, presentar ya sea ante las comisiones de Derechos Humanos o ante un juzgado una demanda de amparo reclamando este derecho que tiene”.

 

 

Con información y foto de Noticieros Televisa

 

 

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad