Foto: 1aplana.mx

Acusan a Mireles por portar armas que el mismo gobierno avaló, dice su esposa

México, DF.- El doctor José Manuel Mireles Valverde, exvocero de las autodefensas de Michoacán, está acusado de traer armas que el mismo gobierno le autorizó, aseguró su esposa Ana Valencia en entrevista para Grupo Fórmula.

“Acusan a José Manuel Mireles de delincuencia organizada pero tengo registros de armas y pruebas para negarlo”, señaló Valencia.

La esposa del doctor Mireles señaló que está en espera que la ayudante de Alfredo Castillo Cervantes, Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, le mande los registros de armas que el gobierno levantó en Tepalcatepec.

“Estoy esperando que la señora me mande el registro que ella hizo delante de todo el Consejo de Tepalcatepec donde él (Mireles) llevó las armas y ahora lo acusan de eso. Ella tiene documentos que no me ha enviado”, refirió.

Cuestionó que si eran prohibidas “por qué se las registraron el 21 de mayo antes de que lo agarraran y aquí está el Consejo de testigo y vamos a llevar parte del Consejo a atestiguar que ellos fueron quienes vinieron a registrarlos”.

“Tengo el registro de 10 armas. A él le decomisan 7, las otras 3 las tenemos nosotros. A parte la pistola que traía él, con permiso de transportación y todo. Todos saben que se están usando las ‘zapatas’. Están acusando a José Manuel Mireles de unas armas que ellos mismos les autorizaron”, sostuvo Valencia.

Añadió que no ha visto a su esposo desde el pasado 27 de octubre y que el próximo 14 y 15 de enero Mireles tendrá la primera audiencia de desahogo de pruebas en un juzgado de Hermosillo, donde presentará los registros de las armas que le decomisaron, porque, dijo, el abogado anterior nunca presentó pruebas de descargo.

“No sabemos el motivo ni razón, nunca me pidió documentos de nada. Yo tengo esos papeles que son tan importantes como son el registro de las armas”, dijo Valencia.

José Manuel Mireles fue detenido el 27 de junio de 2014 y días después le dictaron auto de formal prisión por los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y contra la salud, en su modalidad de narcomenudeo en la variante de posesión simple de mariguana y cocaína. Sin embargo, su defensa mantiene que fue un asunto político y que le “sembraron” pruebas falsas.

Fuente: Sin Embargo

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad