Foto: Twitter / @POTUS

Afganistán: Biden admite que tropas de EEUU podrían quedarse más tiempo

MUNDO.- El presidente de EE.UU., Joe Biden, admitió este miércoles que las tropas de su país podrían quedarse en Afganistán más allá de la fecha límite que había establecido para la retirada, el 31 de agosto, con el objetivo de completar la evacuación de todos los ciudadanos estadounidenses.

No detalló, sin embargo, qué pasara con los miles de afganos y sus familias que ayudaron a las fuerzas estadounidenses y que están encontrándose con grandes dificultades para llegar al aeropuerto de Kabul, en cuyos alrededores los talibanes han establecido puestos de control.

En una entrevista con la cadena ABC News, Biden dejó claro que su objetivo es completar las evacuaciones de estadounidenses y afganos antes del 31 de agosto, pero si eso no es posible se determinará «en ese momento» quién queda por ser evacuado y qué deben hacer las tropas.

«Si hay estadounidenses todavía allí, vamos a quedarnos hasta que podamos sacarlos a todos», prometió.

Hasta ahora, la Administración había insistido en que todas las tropas estadounidenses habrían salido del país antes de finales de agosto, pero hoy Biden admitió que los plazos pueden cambiar debido a las dificultades para evacuar a los estadounidenses y sus aliados afganos.

Aún hay en Afganistán entre 10.000 y 15.000 estadounidenses, además de entre 50.000 y 65.000 afganos y sus familias a los que Washington quiere sacar del país, detalló Biden.

El Pentágono tampoco se ha comprometido explícitamente a evacuar a los intérpretes, conductores y otros afganos que ayudaron a las tropas durante más de 20 años.

En una rueda de prensa, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el general Mark Milley, y el secretario de Defensa, Lloyd Austin, dejaron claro que su objetivo es evacuar a todos los estadounidenses y a tantos colaboradores afganos «como sea posible», sin dar más detalles.

6.000 PERSONAS EVACUADAS

Hasta el momento, unas 6.000 personas han sido evacuadas de Afganistán por EE.UU., aunque las autoridades estadounidenses quieren acelerar ese ritmo, dijo el miércoles por la noche un alto funcionario de la Casa Blanca.

Solo este miércoles se evacuó a 1.800 individuos en 10 aviones militares C-17, lo que eleva a 6.000 la cifra total de personas que Washington ha logrado sacar del país desde el 14 de agosto, cuando se aceleraron las labores de traslado, de acuerdo al citado funcionario.

La cifra de 1.800 evacuados solo en este miércoles es notablemente inferior a los cálculos del Pentágono, que tenía intención de evacuar diariamente a entre 5.000 y 9.000 personas a través del aeropuerto de Kabul.

Biden, de hecho, explicó que si se consigue sacar del país cada día a entre 5.000 y 7.000 personas no habrá necesidad de extender la presencia militar estadounidense en Afganistán.

OBSTÁCULOS PARA SACAR A LOS AFGANOS

Sin embargo, el mandatario admitió durante la entrevista con ABC News que a su Gobierno le está costando sacar del país a los afganos que ayudaron a las tropas, a pesar de que los talibanes habían prometido permitir el paso seguro de los civiles al aeropuerto.

Los talibanes «están cooperando, permitiendo que los ciudadanos estadounidenses salgan (del país), el personal estadounidense y el de las embajadas. Pero estamos teniendo más dificultades en el caso de aquellos (afganos) que nos ayudaron cuando estábamos allí» en guerra, afirmó Biden.

Este miércoles, el Departamento de Estado de EE.UU. denunció que los talibanes están «bloqueando las vías para evitar que los afganos que quieren salir lleguen al aeropuerto» de Kabul, en medio de los esfuerzos de evacuación organizados por tropas estadounidenses.

Eso supone una violación del acuerdo al que Estados Unidos había llegado con el grupo insurgente, por el que este se comprometía a permitir el paso seguro al aeropuerto de los civiles que quisieran salir.

BIDEN SE AFERRA A SU DECISIÓN

Pese a las dificultades, el presidente y los líderes del Pentágono volvieron este miércoles a defender su decisión de retirar las tropas e insistieron en que no había nada que pudiera predecir el colapso del Ejército y del Gobierno afgano en solo once días, como finalmente ocurrió.

Biden tampoco asumió ninguna responsabilidad por la forma en la que se ha ejecutado la retirada, a pesar de que ha tenido que enviar al país centroasiático a 7.000 soldados para proteger el proceso de evacuación, casi el triple de los 2.500 que estaban en el país en mayo, antes de que empezara el repliegue militar.

Solo en el aeropuerto de Kabul hay actualmente 4.500 soldados estadounidenses.

«La idea de que podía haber habido alguna forma de salir sin que se desatara el caos, no sé cómo habría podido ocurrir eso», dijo Biden en su entrevista ABC News, cuyo contenido será emitido íntegramente mañana jueves.

Los talibanes tomaron el 15 de agosto el control de Kabul después de que sus combatientes entraran en la capital sin encontrar resistencia, con casi todas las provincias bajo su control, y tras la huida del hasta ahora presidente afgano, Ashraf Ghani.

Con información de EFE

Noticias relacionadas

Así fue la ceremonia por el Grito de Independencia

jueves 16 de septiembre de 2021

Accesibilidad