Alteraciones psicosociales por confinamiento han sido importantes en niños: Salud

MÉXICO.- Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, señaló este martes 27 de abril que las alteraciones psicosociales que ha dejado el COVID-19 en los niños han sido importantes.

“Las alteraciones psicosociales sí son importantes debido al confinamiento, debido a la perturbación de la vida social que causa la pandemia misma y las acciones de confinamiento, también por supuesto a la lamentable pérdida de vidas en sus familiares directos, a veces por la orfandad pero también en situaciones en donde familiares o incluso padres y madres de amigas y amigos pueden perder la vida. Es decir, la experiencia de tener una situación de adversidad, de ansiedad, por el hecho de que se sienten amenazadas y amenazados es considerable”, explicó el funcionario en la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Puntualizó que las alteraciones por COVID-19 en niños no han sido tanto por la enfermedad directa, es decir por la infección inflamatoria que causa en los adultos porque en los menores afortunadamente esto no es frecuente.

Dijo que con la cooperación que se tiene con la Secretaría de Educación Pública se vislumbra el momento de abrir las escuelas como un espacio ideal para poder atender las necesidades psicosociales y emocionales de la niñez de manera más directa.

“Nuestro equipo de salud mental en la Secretaría de Salud ha hecho un trabajo formidable, también ha presentado más de seis o siete ocasiones en la conferencia vespertina los distintos abordajes para la contención y rehabilitación emocional de niñas, niños y adolescentes y también personas adultas”.

López-Gatell acotó que hay cerca de 600 personas en edad infantil que han perdido la vida de manera directa por COVID-19, lo que muestra, comparado con las cantidades importantes en personas adultas, que es una afección limitada en ese aspecto.

Con información de Presidencia de la República

Noticias relacionadas

Accesibilidad