El análisis sobre decisión de SEP de no reprobar niños en primeros dos años de primaria

MÉXICO.- Se trata de buena noticia quizá para los estudiantes tanto de preescolar como de primero, segundo y tercer año de primaria. 

Recientemente la SEP publicó un acuerdo en el Diario Oficial de la Federación en el que los alumnos de dichos grados escolares sólo necesitarán asistir a clases para acreditar sus estudios y no podrán ser reprobados.
El acuerdo establece que para pasar de preescolar a primero de primaria y luego a segundo y tercer grado, se acreditará con el sólo hecho de haber cursado el grado correspondiente.
Y así lo reiteró, el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, mediante un video que publicó a través de sus redes sociales.
“No se trata de una medida para hacer de la educación algo laxo, se trata  de pensar muy profundamente en las niños y los niños, imagínense ustedes si no es ridículo reprobar a un niño porque tiene faltas de asistencia en preescolar, ahí deberíamos reprobar a los papás, a las mamás, pero no a los niños”.
Moctezuma indicó que la acción de reprobar a los menores de edad solo ocasiona consecuencias negativas.
“El daño que le pueden hacer a un niño ser reprobado, es estigmatizarlos por su familia por sus compañeros y por sus amigos”.
Descartó que se trate de una medida ligera, por el contrario, dijo está pensada en el bienestar de los niños.
“En primero y segundo grado de primaria hay muchísima investigación de que lo mejor es darles un acompañamiento personal a cada alumno para ver qué problemas tiene, problemas familiares, de violencia, de nutrición y resolver esos problemas porque son los que influyen en la escuela”.
En entrevista con Paola Rojas, la psicóloga Julia Borbolla, especialista en niños y adolescentes, dijo no estar de acuerdo con la medida tomada por la SEP.
«Entiendo que la intención sea evitar el ausentismo, pero el niño, desde los primeros años de vida tiene que saber que una acción trae una consecuencia. Es el aprendizaje básico en la vida. (…) Si yo te quito este conocimiento, ‘hagas lo que hagas, vas a pasar'», indicó.
Sobre estigmatizar al niño que reprueba, la experta señaló que «una cosas son las conductas y otras los conceptos».
«Si repruebas matemáticas, no eres burro, no eres tonto, no eres malo. En ese trimestres estuviste mal y tienes que saberlo. ¿Qué vamos a hacer? Tienes que estudiar, tienes que hacer un esfuerzo. La responsabilidad te la mando a ti porque para eso te educo. Para que tú te hagas cargo».
Borbolla señaló que la evaluación es importante para poder tener un diagnóstico sobre el aprendizaje.
«De qué otra manera puedo saber objetivamente cómo voy. Yo le diría a los padres de familia: si tu hijo lleva puros 6, no te sientas tranquilo. Hay que prender un foco rojo y hay que decirle al niño ‘mijo, yo no quiero 6′».
En el ejemplo de que un niño llegue a tercero de primaria sin saber leer ni escribir, dijo que «entonces sí va a ser estigmatizado y va a retrasar al resto del grupo».
«Yo no creo que un niño deba de saber que haga lo que haga, con su sola presencia, va a aprobar».
Sobre lo señalado por la SEP, respecto a acompañar a los niños que reprueban por problemas en el seno familiar, dijo que no hay personal capacitado ni los recursos para que se les atienda y apoye.
«Desafortunadamente no. Los maestros son los primeros que detectan que ese niño vive en violencia. En cuanto lo enfrentan con los padres el niño ya no va al colegio. Y esto sucedía también en las Estancias Infantiles, en el momento en que recibían niños con lesiones o con algún tipo de maltrato y las responsables lo notificaron los papás dejaban de llevar al niño», agregó.
Con información de Noticieros Televisa 

Noticias relacionadas

Accesibilidad