Anuncia Banxico “el alza de tasas no ha terminado”

México. – Alejandro Díaz de León, El gobernador del Banco de México, estimó que será hasta el año 2020 y no en 2019 cuando la inflación logre ubicarse alrededor de su meta permanente de 3%.

Alejandro Díaz de León señaló que la inflación subyacente muestra resistencia a disminuir, por efecto del alza de los precios de energéticos, de vivienda y educación, por lo que advirtió que de ser necesario, el banco central podría elevar nuevamente las tasas de interés.

“Destacaría que en cuanto a la estrategia de respuestas del banco central, la Junta de Gobierno ha señalado que tomando en cuenta los retos que se han enfrentado para consolidar una inflación baja y estable, tomaría las acciones que considere necesarias y en particular ya sea el mantenimiento o un reforzamiento de la postura monetaria actual, a fin de que la inflación converja a la meta en el horizonte en el que opera la política monetaria”, advirtió, durante la presentación del Informe Trimestral, Julio-Septiembre 2018.

El reporte enfatiza que “si el entorno para la inflación perdura o se agrava, podrían ser necesarias mayores tasas de interés a lo largo del ciclo económico”.

El gobernador reconoció que la resistencia de la inflación para bajar es un motivo de preocupación para el instituto central y anticipó que para los próximos trimestres se espera que las inflaciones general y subyacente se ubiquen por arriba de las estimaciones anteriores.

Otro riesgo para la inflación es que se registre un deterioro en las finanzas públicas o que las ganancias salariales no sean congruentes con la productividad

El gobernador recomendó preservar un marco macroeconómico sólido, garantizar el Estado de derecho y la certidumbre para las inversiones.

El subgobernador del Banco de México, Roberto del Cueto, quien dejará la institución a fines de este mes por motivos de salud, hizo un llamado a los mexicanos a estar atentos para no permitir que se elimine la autonomía del Banco de México, ya que ello vulneraría el poder adquisitivo de la población y suprimiría una garantía individual consagrada en la Constitución.

El funcionario fue cuestionado acerca de los riesgos que habría a mediados del próximo sexenio, a lo que contestó: “lo que supone la ley es que cada una de las partes tiene que cumplir: el presidente tiene que hacer una buena propuesta, el Senado tiene que cuidar que la persona que proponen tenga las condiciones para llegar, y el favorecido tiene una obligación constitucional que es procurar el poder adquisitivo de la moneda”.

Con información de Imagen.

Noticias relacionadas

Accesibilidad