El ataque a la saxofonista, un caso que no es aislado

MÉXICO.- El 9 de septiembre del 2019, la vida de María Elena Ríos Ortiz cambió para siempre, un hombre vertió ácido sulfúrico sobre ella, al parecer sin una razón aparente.

 

Los daños ocasionados en su cuerpo y su rostro son fatales.

María Elena fue atendida inicialmente en el Hospital Civil Aurelio Valdivieso de la ciudad de Oaxaca, pero por la gravedad de sus heridas, fue trasladada a la Ciudad de México, al Centro Nacional de Investigación y Atención de Quemados del Instituto Nacional de Rehabilitación, donde fue dada de alta hace unos días.

Malena, como la conocen en su comunidad, es originaria de Santo Domingo Tonalá, Oaxaca, tiene apenas 26 años de edad, es saxofonista, reconocida a nivel nacional. También estudió la carrera de Comunicación Social y tenía una agencia de viajes.

En el 2017 conoció a Juan Antonio Vera Carrizal, un empresario de la entidad, y exdiputado local del PRI que la contactó para que le administrara sus redes sociales.

El año siguiente comenzaron una relación amorosa, pero al cabo de unos meses ella decidió terminarla, a causa del acoso y la violencia que ejercía sobre ella.

Sin embargo, Juan Antonio Vera no paró y continuó acosándola.

En los mensajes de WhatsApp que le enviaba, se podían leer insultos y amenazas, tratando de incitarla a que dejara la música y regresara con él, pero Malena siempre se negó.

Por ello, ella y su familia acusan al exdiputado de ser el autor intelectual del ataque.

En diciembre fueron detenidos los dos atacantes de María Elena Ríos, son padre e hijo, originarios de Oaxaca, quienes podrían obtener una pena de 30 a 40 años de cárcel.

El 26 de diciembre un juez de Control de Huajuapan de León giró una orden de aprehensión en contra de Juan Antonio Vera Carrizal, a quien se le imputa ser el responsable del ataque a la joven saxofonista.

Sin embargo, al día siguiente, el también empresario tramitó un amparo para detener la orden de captura.

Hoy, está prófugo de la justicia.

En entrevista con Paola Rojas, la abogada de la saxofonista, Ana Katiria Suárez, habló sobre el caso.

«De entrada ni siquiera está establecida la madre de María Elena como víctima directa cuando las consecuencias del hecho per se también afectaron de manera muy grave su salud. Tiene lesiones igual de graves que María Elena, solo que en menor parte del cuerpo y tiene derecho al acceso también a la salud».

En cuanto al tema jurídico, dijo que están «haciendo votos» por que la Fiscalía General de Oaxaca encuentre las herramientas para detener al autor intelectual.

«Hay mucha investigación que consideramos podría ya darse esta situación y a parte la imputación directa, el trabajo será fundamental de tal suerte que podamos llevar a buen puerto este juicio y sostener la imputación en un juicio».

Agregó que este caso no es aislado.

«Esto atiende a temas de impunidad, lo hacen porque pueden. Evidentemente el agresor es un sujeto con poder económico, con poder político dentro de la región, vemos que dentro de las comunidades indígenas se siguen teniendo estas actitudes de cacicazgo, de abuso, tenemos en esta historia en particular como en la mayoría de los feminicidios historias del pasado que atienden a una violencia extrema familiar, amenazas, golpes y violaciones, esta no excepción y por lo tanto tenemos que atender el caso con esta gravedad. Que sea un piso mínimo de reacción para la autoridad, tanto en el ámbito jurídico como en el de atención inmediata de salud».

 

Con información de «Al aire con Paola» / Foto: Twitter @carocharbel

Noticias relacionadas

Demanda Pablo Lyle al estado de Florida

martes 18 de febrero de 2020

Accesibilidad