Atribuye Cuauhtémoc Blanco guerra sucia a no pactar con grupos políticos

Morelos. – El gobernador del estado, Cuauhtémoc Blanco Bravo, armó que la guerra sucia que enfrenta se debe a que no pactó con grupos políticos.

También aseguró que no se rendirá ante los ataques porque sólo buscan desestabilizar, y advirtió que no descansará hasta que se castigue a quienes aprovecharon los cargos públicos para cometer abusos y lograr beneficios personales.

Además, en esta tierra donde nació el general Emiliano Zapata Salazar, el mandatario estatal convocó a la unidad a los diversos sectores de la sociedad, así como a todos los servidores públicos que conforman su administración y empresas descentralizadas para lograr el bienestar de la población, en especial de los más pobres.

En la presentación del Programa de Inversión 2019 en Materia Hídrica, Blanco Bravo armó a los presentes —procedentes de los municipios de Tepoztlán, Tlaltizapán de Zapata, Atlatlahuacan y Yautepec— que “nada ni nadie detendrá la estrategia planeada por mi gobierno para lograr el desarrollo de las comunidades de la entidad”. Explicó las causas por las que su administración y su persona enfrentan la guerra sucia. Quizá la principal razón es porque, dijo, no pactó con grupos con intereses personales, pero reiteró su decisión y voluntad política de no rendirse a estos ataques, que —en su opinión— sólo buscan desestabilizar.

Dijo que no es nuevo para él este tipo de retos, ya que los ha enfrentado durante su vida profesional y ahora como gobernador, pero su fortaleza para seguir adelante, destacó, es trabajar por los morelenses que reclaman acabar con las injusticias y la desigualdad social. Precisó que no descansará hasta que se castigue a quienes aprovecharon cargos públicos para cometer abusos y obtener beneficios personales. “Es una demanda del pueblo y la cumpliré”.

En el evento, correspondió a Moisés Agosto Ulloa, secretario ejecutivo de la Comisión Estatal del Agua (Ceagua), comentar los proyectos para dotarles de mayor infraestructura en agua potable, drenaje, saneamiento e hidroagrícola. Las obras se ejecutarán en los municipios de Tepoztlán, Tlaltizapán de Zapata, Atlatlahuacan, Ayala y Yautepec. De acuerdo con el proyecto, se invertirá más de 54 millones de pesos y se beneficiará a unos 200 mil habitantes, así como unas 318 hectáreas de cultivo.

Se construirán 16.8 kilómetros de red de agua potable, 2.2 kilómetros de drenaje y 12.3 kilómetros de infraestructura hidroagrícola. En las acciones se ejercerán los siguientes montos: en Tepoztlán, 2.1 millones de pesos; en Tlatizapán de Zapata, 12.5; para Atlatlahuacan, 6.5; en Yautepec, 11.7; y en Ayala, 20.9 millones de pesos.

Con información de El Universal.

Noticias relacionadas

CLOSE
CLOSE
Accesibilidad