Foto: Redacción

Aumento de un peso al transporte público concesionado, ‘una burla’: chofer

MÉXICO.-Las autoridades de la Ciudad de México autorizaron un incremento de un peso a la tarifa de transporte público concesionado de pasajeros. A partir del miércoles 15 de junio, la tarifa mínima pasará de 5 a 6 pesos.

Ante ello, los transportistas se comprometieron a respetar ciertas reglas, entre las que destacan que sus choferes tengan licencia tipo C vigente, retirar todos los vidrios polarizados, dar mantenimiento básico a las unidades como: luces, puertas, pasamanos, llantas y frenos. 

En recorridos recientes por rutas de la llamada Fuerza Amplia de Transportistas, como la Ruta 36, que va de Taxqueña a Xochimilco, al sur de la Ciudad de México, se constató que la gente viaja en asientos sucios y rotos. 

Hay unidades que no son recientes y algunos operadores no usan uniforme ni cinturón, lo que la autoridad les piden desde hace tiempo.

“El servicio es malo, suben el radio, lo avientan a uno, suben mucha gente”, dijo Agustin Pérez, usuario de transporte público.

“Sobre todo no hay supervisión en el transporte, luego van drogados, tomados o faltando el respeto a las personas”, detalló Raul Sánchez, usuario de transporte público.

Un microbús incluso tiene goteras.

“Sí, ya parece que lo impermeabilizaron de allá arriba y sí goteaba. Son muchas obligaciones que nosotros no hacemos”, afirmó Juan Pérez, chofer de la Ruta 36, CDMX

“Va a tener que quitarle el polarizado. Sí, todo, de eso no hay ningún problema, de hecho, ya se lo empecé a quitar”, comentó el chofer Eduardo Camacho.

Tras anunciarse el aumento de la tarifa, así reaccionaron operadores de la ruta 56, que corre de Zapotitla a Taxqueña.

“Es un logro a medias, verdad porque no es lo que uno quisiera, en realidad, pero es un buen avance, esperemos que nos ayude a poder subsistir”, dijo uno. 

“Pues es una burla, una risa. Porque realmente, un peso no es nada, realmente cada día subieron el gas”, insistió el señor Fernando.

Los usuarios confiaron en que el incremento en el precio se note en la calidad del servicio.

“Es bueno un peso, porque tres pesos ya sería una tarifa muy alta para nuestra  economía, pero un peso está bien al fin y al cabo de ellos es su trabajo y todo está subiendo, debe de ser equitativo”, agregó una usuaria.

“Está bien que lo suban simplemente que arreglen sus cosas esas, que le bajen el volumen a sus chingaderas”, concluyó otro usuario.

Con información de Noticieros Televisa / Arturo Sierra, Guadalupe Madrigal y Dafne Mora

Noticias relacionadas

Accesibilidad