Avalan Reforma Laboral en comisiones y prevén más cambios

México. – Con el voto de la mayoría, el Senado aprobó en comisiones la reforma laboral, a pesar de que detectó irregularidades legislativas, como prohibir el derecho al Infonavit a las trabajadoras del hogar y caer en evidentes contradicciones con la reforma que el martes aprobó el pleno para beneficiar a ese tipo de empleadas.

Los legisladores acordaron aprobar en lo general la reforma y llevar al menos 30 propuestas de modificación a una discusión en el pleno, pero a partir de un acuerdo explícito de todas las fuerzas políticas de avalar el trabajo realizado por los diputados.

Patricia Mercado, secretaria de la Comisión del Trabajo y Previsión Social del Senado, informó que esta reforma, exigida por los socios comerciales de México en el T-MEC, pone “el piso parejo” a los sindicatos de Estados Unidos y Canadá, y es evidente que eso genera diversas posiciones que se atenderán con posterioridad, dado que, a pesar de que se apruebe la reforma, el proceso se mantendrá abierto para recibir propuestas que se encaminen a mejorarla.

Napoleón Gómez Urrutia, presidente de la Comisión, destacó que no existe una ley del trabajo perfecta en ninguna parte del mundo; que ésta implica un avance significativo en diversas materias, sobre todo en justicia laboral y en libertad sindical.

Carlos Aceves del Olmo, también secretario de la Comisión y líder nacional de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), anunció que el PRI votará en favor de la reforma, pero hará 16 reservas, a fin de mejorar el texto de la minuta enviada por la Cámara de Diputados.

La morenista Blanca Estela Piña puso en la mesa la insistencia de que se hagan ajustes a la reforma, a fin de incluir el tema del outsourcing, sistema laboral en el que están ocho millones de trabajadores, pero explicó que la argumentación la dará ante el pleno.

La reforma transforma el régimen de justicia laboral; crea los Tribunales Laborales en sustitución de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, con lo cual hace efectiva la independencia del sistema de justicia laboral respecto del Poder Ejecutivo. Incluye directrices para garantizar que la elección de directivas sindicales y sus miembros sea de manera personal, libre, directa y secreta, y con ello evitar la injerencia del patrón y promover la rendición de cuentas de las organizaciones sindicales. Garantiza, además, la plena libertad de negociación colectiva y termina con las represalias a los trabajadores que no deseen ser parte de un sindicato.

Con información de Excélsior.

Noticias relacionadas

Accesibilidad